Un grupo de personalidades históricas de la izquierda independentista han promovido un manifiesto a favor de que se cree un acuerdo o "entesa organizativa" de carácter transversal en torno al president en el exilio, Carles Puigdemont, y los consellers Toni Comín y Clara Ponsatí y el Consell per la República.

El manifiesto se presentará -si no hay cambios de última hora- en el Ateneu Barcelonès el próximo sábado, una semana antes del acto de masas que Puigdemont, Comín y Ponsatí, los tres eurodiputados, protagonizarán en Perpinyà. El documento íntegro, al cual ha accedido ElNacional.cat, es el siguiente:

 

 

Entre los firmantes de la iniciativa está el alcalde de Montblanc y exdiputado en el Parlament Josep Andreu, histórico militante de ERC que precisamente este miércoles se ha dado de baja de la formación republicana. También lo han firmado Julià de Jòdar, escritor y exdiputado de la CUP, Pere Pugès, uno de los fundadores de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) o el filólogo y exdiputado de Solidaritat Catalana per la Independència (SI) Antoni Strubell.

El manifiesto parte de la premisa de que la represión del independentismo por parte del Estado ha conseguido que el conflicto "entre en una fase de estancamiento" e "incluso de posible retroceso hacia el autonomismo". Una situación de callejón sin salida agravada, señala el texto, por "la ausencia de una hoja de ruta compartida por instituciones, partidos y entidades soberanistas".

El papel de Puigdemont

Los firmantes consideran que Puigdemont "simboliza la persistencia del compromiso colectivo con la causa de la independencia" y el Consell de la República "es la expresión institucional embrionaria". Pero apuestan por "una entesa organizativa" que "articule y supere las actualmente existentes". La intención de los firmantes es, desde esta perspectiva, "consolidar y complementar" la línea de actuación de Puigdemont, Comín, Ponsatí y el Consell per la República.

Superar los partidos

El manifiesto quiere dar paso a la articulación de una nueva organización transversal que, según fuentes de los promotores, tendría que ser capaz de superar "el sistema de partidos que ha resultado el gran freno del procés".

Con este objetivo se ha convocado una "asamblea abierta" para el próximo 29 de marzo en Barcelona que podría suponer el inicio de la creación de la nueva organización política independentista.

La iniciativa llega en unos momentos en que el espacio del independentismo en torno a Puigdemont, la marca electoral Junts per Catalunya (JxCat), el PDeCAT -partido surgido de la refundación de Convergència-, la Crida de Jordi Sànchez y otros grupos de independientes como Acció per la República tiene que clarificar su articulación de cara a las próximas elecciones catalanas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat