Dirk Kremer, el cónsul honorario de los Países Bajos, ha asistido hoy al acto de España Ciudadana en el Moll de la Marina, en el que se ha calificado a los independentistas de nazis. Este empresario afincaco en Catalunya ocupa el consulado holandés desde 2012 y se ha hecho famoso por sus actitudes unionistas.

En el mes de julio, Kremer ya se destacó al levantarse en medio de un discurso del president Quim Torra a los 90 miembros del cuerpo diplomático acreditado en Catalunya, en el Salón de Sant Jordi del Palau de la Generalitat. Torra había hecho una defensa de la República y había criticado las cargas policiales, y había reivindicado el derecho de autodeterminación. Kremer abandonó la sala, airado. A partir de este momento, Kremer se ha convertido en todo un referente para el unionismo.

El empresario holandés, que tiene una empresa en l'Ametlla del Vallès, preside varias asociaciones empresariales, como la de los empresarios holandeses en España.

Kremer se ha reunido en alguna ocasión con Jaume Collboni, líder de los socialistas barceloneses, y con la delegada del Gobierno español en Catalunya, Teresa Cunillera.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat