Miles de personas se han manifestado esta Diada por la tarde por el centro de Barcelona convocadas por la izquierda independentista con el lema 'Organicemos el poder popular. Hacia la independencia no hay atajos', reivindicando la organización de las bases independentistas para conseguir la secesión de forma efectiva mediante la desobediencia.

Además, han reivindicado una sociedad feminista, ecologista, socialista y anticapitalista. Los manifestantes han salido poco antes de las 7 de la tarde de la plaza Urquinaona, han pasado por la calle Trafalgar, el paseo Lluís Companys y la calle Comerç, para acabar ante el Mercado del Born, donde se ha hecho el acto político.

Posteriormente, un grupo de jóvenes encapuchados ha quemado una imagen del rey Felipe VI y otra del presidente francés, Emmanuel Macron. El episodio se ha producido en el Paseo Lluís Companys delante la sede del Síndic de Greuges.

Esta crema de fotografías se ha producido después de que esta mañana la organización juvenil Arran haya hecho lo mismo delante de la catedral de Barcelona con varias cajas de cartón en las cuales había pegadas imágenes que consideran representativos del "régimen del 78" como la Familia Real y el Poder Judicial.

Reproches al Govern

Al inicio del acto se ha escuchado una grabación de audio de la exdiputada de la CUP Anna Gabriel, que ha reclamado autocrítica y ha criticado indirectamente sobre todo a ERC y JxCat, a quien ha pedido que digan la verdad y que hagan aquello que dicen en público en vez de ayudar a asentar las bases "del régimen del 78".

Gabriel ha dicho que "no hay atajos" hacia la independencia, sino sólo trabajo y organización populares, y ha instado a la ciudadanía a luchar contra "la exepcionalidad" de la pobreza, los refugiados, los represaliados políticos, el machismo y la destrucción del medio ambiente. En resumen, ha pedido "menos capitalismo y más solidaridad, feminismo, socialismo y ecologismo".

mande izquierda independentista festividad 2019 - acn​ 

La diputada de la CUP en el Parlament Natàlia Sànchez, la portavoz de Arran, Núria Martí, y la del SEPC, Laia Casas, han criticado también el "retroceso del Govern" y la aceptación de la represión política por parte de ERC y JxCat. Según la izquierda independentista, "sin desobediencia no hay independencia", y aseguran que el 1-O se pudo llevar a cabo gracias a "la autoorganización". De hecho, han dicho que "con el Estado no se pacta, en el estado se lo combate" y que hace falta "romper el tablero de negociación" y conseguir una amnistía a todos los políticos presos y exiliados.

"Tenemos que construir más poder popular", no sólo para conseguir la independencia, sino también para luchar contra el racismo, el fascismo y el capitalismo en general. Asimismo, han criticado el renombre 'Ley Aragonés', el incremento de tasas universitarias, los Mossos d'Esquadra y proyectos urbanísticos como el Castor, el alargamiento de la autopista C-32, los Juegos Olímpicos de Invierno, los cruceros en los puertos de Barcelona y Palma o el BCN World.

Durante el acto ha habido la actuación musical de Ca la Bruixa, Estrella Encarnada de Benimaclet, la Muixeranga de Barcelona y la intervención de representantes del grupo de trabajo contra los Jocs Olímpics d'Hivern en el Pirineo, el Sindicato de Barrio del Raval, el sindicato CUERPO y la plataforma por el derecho universal al aborto en Catalunya. También se ha escuchado una grabación sonora de Adrià Carrasco, de los CDR, exiliado en Bruselas, que ha reivindicado la continuidad de la lucha independentista y ha reclamado su absolución.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat