Duras palabras del gobierno aragonés hacia el ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, que lo acusan ahora de estar haciendo "una defensa descarada de los intereses de Catalunya en perjuicio de los de Aragón "para impedir que recupere su patrimonio y su dignidad".

El aval del ministro de Cultura al segundo recurso interpuesto para que las 43 obras de Sijena vuelvan al Museo de Lleida pocos días después de que se las llevaran en Vilanova de Sijena ha indignado la consellera de Cultura de l'Aragó, Mayte Pérez, que le ha disuadido ser "cómplice del espolio que la Generalitat lleva tiempo ejerciendo sobre Aragón" y lo ha responsabilizado de "querer sacarnos las piezas que están aquí aduciendo a no sé qué falta de forma y donante lecciones de legalidad".

A opinión del gobierno aragonés, De Vigo "se ha terminado a los intereses partidistas del PP" y, con esta actitud, "está traicionando Aragón". Pero que el ministro de Cultura haya decidido permitir la interposición del recurso no es el único motivo de su enfado.

Según Pérez, desde que cogió la responsabilidad de la Conselleria del Interior, el gobierno de Aragón ha pasado por varias etapas, desde la "sorpresa" hasta el "cabreo" pasando por la "indignación" que les ha provocado el hecho de que el ministro no se haya puesto en contacto ni con ella, ni con el presidente de su gobierno, Javier Lambán. Eso es, para ellos, "una muestra de deslealtad y desprecio" hacia su territorio.

Risa de los aragoneses

El hecho que De Vigo no se haya interesado, según dicen, para los aragoneses, sumado a la autorización del titular a español de Justicia para interponer un recurso para la devolución de los bienes de Sixena en el Museo de Lleida, ha desembocado en una lluvia de críticas hacia el comportamiento del gobierno español como, por ejemplo, que "además de incumplir con la legalidad, se ríen de los aragoneses".

Tildando este comportamiento de "absolutamente gravísimo", la consellera de Cultura aragonesa ha sacado a De Vigo "haber traicionado los intereses de Aragón" y le ha reprochado no haber cumplido antes con la sentencia por haberlos trasladado antes, así como que "nos los debe hacer vergüenza dirigirse. Hay que recordar, sin embargo, que la sentencia no es firme y que hay recursos contra el traslado (ya hecho) en trámite.

La actitud de De Vigo es una muestra más, según el gobierno aragonés, que los de Mariano Rajoy han acabado convirtiendo esta cuestión en política", mientras ha aprovechado para exigir en el Museo de Lleida que entregue la obra que ha encontrado hoy y que dé explicaciones al juzgado oscense. Ahora bien. También ha puntualizado que, aunque den esta obra en Aragón, el gesto "no los eximirá de su responsabilidad".

Eso sí. Pérez no ha tenido en cuenta, en ningún momento, como están tratando las obras ya que, por ejemplo, colocaron algunas piezas al lado de una columna de climatización que no tendría que ser "por razones de conservación preventiva". Además, y según las entidades culturales de Lleida, algunas de las obras no se tendrían que haber movido del lugar por la fragilidad de su material.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat