La CUP dejará de apoyar el Govern y dará por acabada la legislatura si no se celebra el referéndum independentista en septiembre. Así lo ha hecho saber a la diputada cupera Eulàlia Reguant en una entrevista en Els matins de TV3, desde donde la representante anticapitalista ha advertido que, una vez los presupuestos se hayan aprobado, "es el momento que Puigdemont y Junqueras aceleren" la celebración de la votación sobre la independencia.

Hacer elecciones sería un "fracaso mayúsculo"

Para la CUP, el referéndum es una condición necesaria para mantener el apoyo al Govern. Por eso, la celebración de unas elecciones que sustituyeran una consulta independentista sería, por Reguant, un "fracaso". "Si no hay referéndum en septiembre, la CUP da por acabada la legislatura", ha explicado a la diputada.

Es más, Reguant ha explicado que si este escenario tuviera lugar, tendría que haber dimisiones, empezando por la misma CUP. "Si hubiera elecciones en vez de referéndum, sería un fracaso mayúsculo", ha explicado y ha añadido que, en este escenario, las 10 diputadas de la CUP nos marcharíamos.

El referéndum, en mayo o junio

El escenario político desfavorable en España, junto con la judicialización del independentismo, son las dos razones principales por las que Reguant no ve "un acuerdo posible para el referéndum con el Estado". La representante anticapitalista consideró que, ante los resultados del 26-J, España no está preparado para negociar un referéndum. Por ello, los cupaires apuestan por tener preparado el referéndum en mayo o junio y así poder avanzar.

Desde la CUP, consideran que la persecución y judicialización de los políticos independentistas, como el proceso contra la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, es una muestra de que "no existe" la Operación Diálogo.

El Govern ha hecho "chantaje" a la CUP

Después del anuncio que la CUP aprobará los presupuestos, Reguant ha probado justificar este apoyo al Govern con un tono crítico. Ha asegurado que las cuentas "no responden a las necesidades del país" porque, según ha apuntado la diputada, "no ha habido voluntad de replantearse nada" por parte de Junts pel Sí. Es más, en la misma línea que Quim Arrufat, ha indicado que el Govern ha hecho "chantaje" a los cuperos condicionante la aprobación de las cuentas a la celebración del referéndum.

Reguant ha expuesto que los presupuestos son "continuistas" y que no responden a las necesidades del país. "No tocan privilegios", ha apuntado a la diputada cupaire. Con todo, ha querido dejar claro que los anticapitalistas no comparten las políticas económicas del Govern.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat