La CUP ha registrado en el Parlament una propuesta de resolución para celebrar una consulta sobre el modelo energético de Catalunya "en el plazo máximo de un año". El debate giraría en torno a "el uso o no de la energía nuclear como fuente de producción eléctrica" y se plantearía en "todo el territorio catalán". Sería la primera consulta de la República catalana.

El diputado Sergi Saladié ha explicado que "la CUP apuesta por el cierre inmediato de las centrales nucleares por cuestiones relacionadas con la seguridad, el impacto sobre el medio y la salud", entre otros, y ha manifestado la voluntad de la CUP de que los ciudadanos expresen "el posicionamiento sobre si el nuevo país tiene que tener o no producción de energía eléctrica a partir de centrales nucleares".

Según considera la formación anticapitalista, y teniendo en cuenta el marco político en que se encuentra inmersa Catalunya, la consulta se incluiría dentro del procés constituent, creado para debatir sobre todos los aspectos de la soberanía.

A pesar de este supuesto, Saladié ha asegurado que la convocación de la consulta es independiente del momento político. "Si el procés constituent avanza lentamente y no es lo bastante maduro, o si gana el 'no' al referéndum", la consulta también se tiene que poder celebrar.

En caso de que así fuera, la Generalitat no tendría las competencias necesarias para poder ejercer este mandato y, por lo tanto, se tendría que comprometer "a hacer todo el posible para tirarlo adelante". Por este motivo, desde la CUP consideran que sería "más fácil" convocarla en el marco del procés constituent, ya que implicaría que Catalunya tendría soberanía plena.

"Tenemos plena confianza en el proceso constituyente como espacio para tomar decisiones", ha asegurado el diputado. Ahora bien, "cuanto antes empezamos a hablar de este tema, antes encontraremos soluciones".

La CUP confía en que la propuesta cuente con el apoyo de Junts pel Sí y Catalunya Si Que es Pot, ya que son dos partidos "soberanistas, en un sentido amplio".

Esta propuesta se presentó conjuntamente con una propuesta de resolución sobre la realización de un estudio de los efectos de las emisiones radiotóxicas derivadas del funcionamiento de las centrales nucleares. La intención de este estudio es poder dotar en la población con "elementos de juicio" a fin de que después puedan posicionarse sobre la consulta.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat