La delegada del Gobierno en Catalunya, Teresa Cunillera, se ha reunido este miércoles por la tarde con la cúpula del Departamento de Interior y los jefes de los Mossos, después de que estos hayan abandonado el acto de la Guardia Civil de esta mañana al sentirse ofendidos por los discursos de Félix Vicente Azón y Pedro Garrido. Según han informado fuentes del Govern a El Nacional, Cunillera ha trasladado sus disculpas y las del Ministerio del Interior al cuerpo policial porque ha considerado ofensivas las palabras de la Guardia Civil.

La delegada del Gobierno, además, ha pedido a los dirigentes de la policía catalana que mantengan la coordinación y cooperación policial con la Guardia Civil y la policía española. A la reunión han asistido, Brauli Duart, secretario general del Departamento, Pere Ferrer, director de los Mossos y el jefe del cuerpo policial, Eduard Sallent.

La Delegación, lo niega

Por su lado, desde la Delegación del Gobierno se ha indicado que el que se ha celebrado esta tarde ha sido un encuentro con carácter informal, y no para rebajar tensiones porque, según han dicho, no hay.

Durante el encuentro, añaden, se ha comentado la situación general. Estas fuentes no han querido entrar en si Cunillera se ha disculpado o no por las palabras de los discursos de los mandos de la Guardia Civil que, según el parecer de Interior, hacían referencia a varios mandos de los Mossos ahora imputados, entre ellos el mayor Josep Lluís Trapero y la intendente Teresa Laplana.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat