El presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, ha manifestado en una entrevista con la agencia británica Reuters, que con la sentencia del 1-O está en la cárcel "por haber defendido los derechos humanos, no por la independencia".

En su opinión, con la decisión del Tribunal Supremo "se ha creado un precedente para criminalizar toda forma de disidencia contra el Estado". Según el dirigente cultural, la sentencia es "una atrocidad y un sin sentido", porque en realidad sólo protagonizó un acto pacífico de desobediencia civil.

Cuixart apunta en la entrevista que sigue siendo partidario de la independencia catalana y que daría apoyo a otro referéndum, pero ha criticado los disturbios que se registraron la semana pasada en Barcelona y en otras localidades catalanas.

Con respecto a las posibilidades de abrir un diálogo, Cuixart ha acusado al Gobierno español de no contemplar esta opción para resolver la crisis entre Catalunya y el Estado.

Cuixart también apunta a Reuters que es partidario de una amnistía para los presos políticos, y ha alabado que no hayan aceptado la sentencia.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat