La exsecretaria general del PP María Dolores de Cospedal pidió ayuda al excomisario José Manuel Villarejo para evitar que su marido quedara salpicado por el caso de la familia Pujol. Según publica este viernes La Vanguardia, Cospedal reclamó auxilio al excomisario para ayudar a su marido, Ignacio López del Hierro, el cual podía salir salpicado del caso Pujol por una sociedad.

Esta información se ha podido conocer gracias a las agendas que se han confiscado a Villarejo, que contienen anotaciones como esta del 23 de julio del 2014: "Cospe. SMS sobre aquello de JP". El citado medio recuerda que en aquellos momentos la Audiencia Nacional ya había abierto la investigación al hijo mayor del expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol Ferrusola, y aquí es cuando podía salir el nombre de la sociedad Ibadesa, de la cual López del Hierro había sido socio.

Durante los siguientes días, Jordi Pujol Soley confesó que su familia tenía dinero escondido en Andorra y el juez le comunicaba que estaba imputado y lo citaba a declarar el 15 de septiembre.

Entonces aparece otra anotación en la agenda de Villarejo: "Cospe llamó muy contenta por los gestos que hice para evitar que saliera aquello de su marido y los Pujol. Queda para vernos la próxima semana".

La implicación de López del Hierro

La policía descubrió que el marido de María Dolores de Cospedal habría constituido en 1996 con Jordi Puig, uno de los principales testaferros de Pujol Ferrusola, la entidad Ibadesa Cat, hasta que en el 2004 la abandonó. Así pues, a pesar de los esfuerzos de Villarejo por apartar al marido de la exsecretaria general del PP del caso Pujol, la verdad se acabó haciendo pública.

El titular del juzgado de instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, acordó este miércoles la apertura de juicio oral contra el expresident de la Generalitat Jordi Pujol, sus siete hijos y 11 personas más, entre ellas la exmujer de Jordi Pujol Ferrusola, Mercè Gironès, y los empresarios Luis Delso, Carles Sumarroca y Carles Vilarrubí. El juicio será por los delitos de asociación ilícita, blanqueo de capitales, falsificación de documento mercantil, contra la hacienda pública y frustración de la ejecución. En el auto, Pedraz requiere al primogénito de los Pujol que, en diez días, deposite 7 millones y medio de euros, y a Mercè Gironés 400.000 por la posible responsabilidad civil de los delitos fiscales.

El juez ratifica la situación de libertad de los acusados y explica que no existe la necesidad de asegurar su presencia en las sesiones de juicio oral con una situación diferente de la que han mantenido durante el proceso, incluida la de dejar constancia del domicilio en España y la obligación de comparecer en las citaciones judiciales que hagan falta.

El escrito concede un plazo de un mes a los acusados para que presenten sus escritos de defensa e incluye los escritos de acusación de la Fiscalía Anticorrupción, la Abogacía del Estado y la acusación representada por Grand Tibidabo SA, en los que se indican los delitos y las penas de prisión solicitadas para los acusados. La Fiscalía pide nueve años para el expresident por asociación ilícita y blanqueo de capitales y entre 8 y 29 años para los siete hijos y Mercè Gironès. En cambio, la Abogacía del Estado sólo acusa al hijo mayor, a quien pide 25 años de prisión; a Josep Pujol Ferrusola, para quien pide cuatro años y medio, y a la exmujer de Jordi Pujol Ferrusola, para quien pide 17 años. También pide 7,7 millones de euros al primogénito por cinco delitos fiscales.

 

Foto principal: El excomisario José Manuel Villarejo / Europa Press

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat