Al menos según los datos proporcionados por el Ministerio de Sanidad, España ha conseguido estabilizar la curva de nuevos contagios por coronavirus. Durante la jornada de ayer, con prueba PCR, se diagnosticaron 855, que son 67 menos que los datos del viernes. Unos datos que hay que coger con pinzas, porque podrían sufrir del llamado efecto fin de semana. Más de la mitad de estos de los nuevos contagios se han detectado en Aragón. Por detrás se sitúan Navarra, el País Vasco, Catalunya y la Comunidad de Madrid. Las comunidades han comunicado dos nuevas muertes respecto del viernes.

Desde que llegó la pandemia a España, el total de casos confirmados por PCR es de 278.782. Las comunidades han comunicado hasta 6.361 nuevos positivos respecto del viernes, aunque no todos corresponden al fin de semana. De estos, 855 tienen este jueves como fecha de diagnóstico. Por territorios, Aragón continúa claramente al frente, con 474 nuevos casos, el 55% de los nuevos diagnósticos en España. Por detrás se sitúan Navarra, con 94 casos; el País Vasco, con 76 casos; Catalunya, con 71 casos; la Comunidad de Madrid, con 53 casos; Andalucía, con 70 casos, y el País Vasco, con 40 casos.

Con respecto a las muertes por coronavirus, el balance total sube a 28.434 defunciones, dos más que las comunicadas el pasado viernes. En los últimos siete días, según los datos del Ministerio de Sanidad, han muerto diez personas como consecuencia de la pandemia, todavía muy lejos de las cifras de ahora hace pocos meses.

Con respecto a la presión sobre el sistema sanitario, la principal variable de la gestión durante los meses más duros, de momento no se está notando. Con respecto al número de personas hospitalizadas, hoy se han comunicado 182 más que viernes y cinco pacientes que han ingresado en el UCI. Por territorios, Aragón (118), la Comunidad de Madrid (38), Andalucía (38), el País Valencià (30) y Catalunya (22) son los que han tenido más nuevos hospitalizados durante la última semana.

361 brotes activos

En rueda de prensa desde el Ministerio, el doctor Fernando Simón ha subrayado que la edad media va a la baja, situándose en los 43 años en las mujeres y en los 40 años en los hombres. Aun así, ha avisado de que ha cambiado el foco de preocupación. Si antes lo eran los trabajadores temporeros, ahora lo son personas más jóvenes, para brotes "asociados fundamentalmente al ocio nocturno y las fiestas familiares o con amigos". En estos momentos, en España, hay 361 brotes activos con 4.100 casos vinculados.

Por otra parte, el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias ha explicado que cada semana llegan un centenar de casos importados, de características muy diferentes. En algunos casos, de inmigrantes irregulares que llegan con pateras. Pero también han llegado 195 casos en 140 vuelos internacionales. ¿Los orígenes? América Latina y los Estados Unidos, pero también Alemania, Francia o el Reino Unido.

La Generalitat se lo está tomando "en serio"

Preguntado sobre la gestión de las autoridades sanitarias catalanas, Fernando Simón ha defendido que la Generalitat se está tomando "seriamente" la respuesta a los brotes, aunque ha admitido algunas medidas se han tomado tarde. Ha constatado que los gobernantes catalanes son "conscientes de los riesgos", y que también lo deben ser los ciudadanos, haciendo caso de las medidas decretadas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat