Las conselleres Dolors Bassa y Meritxell Borràs, internas en la prisión de Alcalá Meco desde la noche del jueves pasado por orden de la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, se han apuntado ya a algunas actividades dentro de la prisión, como el taller de cerámica o el gimnasio.

Fuentes penitenciarias han revelado que Bassa y Borràs se han inscrito en el gimnasio y en el taller de cerámica, una de las clases que ofrece Alcalá Meco a sus reclusas con una finalidad terapéutica y de entretenimiento, ya que también hay marquetería, pintura o confección.

Bassa (Trabajo) y Borràs (Gobernación) comparten celda en un módulo de respeto de la prisión de Alcalá Meco y ayer mismo también fueron a la sesión de cine programada para el domingo por la tarde en una de las salas del centro penitenciario.

Las dos han recibido la visita de sus familiares este fin de semana, igual que sus compañeros internos en la prisión madrileña d'Estremera, el vicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras y cinco consellers del Govern: Joaquim Forn, Raül Romeva, Carles Mundó, Jordi Turull y Josep Rull.

Las fuentes consultadas señalan que ninguno de ellos de momento se ha inscrito en actividades, ya que lo más normal en estos casos es que los reclusos se tomen un tiempo para adaptarse a las nuevas rutinas en la prisión, aunque estén en módulos considerados "blandos".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat