La ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha dejado en papel mojado las propuestas que el miércoles anunció la ministra de Educación, Isabel Celaá, sobre una posible prestación para los padres que tengan hijos en cuarentena por coronavirus. La titular de Educación anunció que el Gobierno español está "estudiando" aprobar una prestación económica para estos casos. Este jueves, sin embargo, Calviño ha rebajado esta idea a una simple reducción de la jornada laboral.

Calviño ha indicado que se tienen que ver "los instrumentos que ya existen" para atender todos los casos que se puedan dar en la vuelta a la escuela. "Tenemos que ser conscientes de que todas las medidas que se pongan en marcha tienen un coste", ha recordado Calviño en una entrevista en Antena 3 TV.

En términos similares a los de Calviño, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha señalado que en la reunión que prevé celebrar el 4 de septiembre con los agentes sociales se tratará la extensión del plan Me Cuida, que está vigente hasta el 22 de septiembre, y que contempla reducciones de jornada para estos casos. "Me consta que se prorrogará", ha dicho la ministra.

Preguntada sobre las palabras de Celaá, la titular de Trabajo ha respondido que "no se trata de escoger" sino de aplicar las medidas que ya están aprobadas, en referencia al plan.

Con respecto a los ERTE, el Gobierno español ha reafirmado a través de las ministras su idea de continuar a partir de septiembre con la aplicación de los ERTE con los criterios actuales de protección de empleo pero sólo en los sectores más dañados por el coronavirus, como el turismo. España se desmarcará de esta manera de la línea empezada por Alemania, que ha decidido ampliar los ERTOS hasta a final del 2021.

Calviño ha asegurado que se buscará de nuevo el acuerdo con los agentes sociales en las conversaciones que se abrirán en los próximos días, pero ha propuesto hacerlo menos genérico. "Tenemos que pensar si a partir de septiembre hace falta continuarlo en algunos sectores más afectados, e ir transformándolo en un instrumento de reacción y protección de choque de corto plazo, con características más semejantes a las de Alemania, un instrumento que se invierta en formación de los trabajadores, que sea una oportunidad de recalificación del trabajador y no sólo de mantenimiento o hibernación de la economía", ha indicado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat