Los indultos a los presos políticos no podían ser totales, con el informe en contra el Tribunal Supremo. Por eso han acabado siendo parciales, liquidando toda la pena de prisión pero no la de inhabilitación. Además de todo eso, el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha querido añadir una condicionalidad: la medida de gracia no puede ser revocables, pero sí "reversible", según fuentes de justicia. Por este motivo la medida de gracia está condicionada a que los indultados no "reincidan" en un determinado plazo, que va de los tres a los seis años. Quedarían sin efecto.

El plazo más largo, de seis años, lo tienen el exvicepresident Oriol Junqueras y los exconsellers Joaquim Forn, Jordi Turull y Josep Rull. Con cinco años se encuentran los líderes sociales Jordi Cuixart y Jordi Sànchez. Con cuatro años, la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y el exconseller Raül Romeva. Y con tres años, la exconsellera Dolors Bassa. Estos plazos están desde la publicación de los indultos al BOE.

Según fuentes del Gobierno, está previsto que los nueve decretos sean firmados por el rey Felipe VI esta misma tarde, para poder ser publicado en el BOE mañana a primera hora de la mañana. Será entonces cuando la sala segunda del Tribunal Supremo tenga conocimiento, a través del mismo boletín, y podrá proceder a dictar la excarcelación de los nueve dirigentes independentistas. Fuentes del alto tribunal también prevén poder proceder mañana a la liquidación de penas.

Se trata de nueve expedientes individualizados, cada uno con sus argumentos, pero por encima de todo el Gobierno subraya la "utilidad pública" que comporta, uno de los argumentos que la legislación pone encima de la mesa para conceder la medida de gracia.

 

En su declaración institucional, Pedro Sánchez ha subrayado que el indulto "no exige que tengan que cambiar sus ideas" porque nunca lo han esperado. "Fueron sancionados no por sus ideas, sino por sus actos. Todas las ideas se pueden defender en el marco de la legalidad", ha remachado. Y en esta vía seguirán trabajando, para "abrir un nuevo tiempo de diálogo, de tender puentes de concordia y diálogo." Ha defendido que "vale la pena intentarlo" por las generaciones futuras.

¿Y ahora se podrían revocar? Tal como ya ha anunciado lo extrema derecha, se espera ahora un recurso contra los indultos por parte de Vox, que fue parte en el juicio del procés . No obstante, muchos juristas cuestionan que puedan prosperar por la falta de legitimidad de la formación de Santiago Abascal. En cambio, para el independentismo es una medida que se queda corta e insiste en la amnistía.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat