El Comité de Asuntos Legales está a la espera de la presidencia de la Eurocámara, en manos de David Sassoli, para reactivar el suplicatorio de los eurodiputados Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí, porque el reglamento exige que las audiciones sean totalmente presenciales.

Fuentes parlamentarias aseguran que el informe del ponente está "muy avanzado", pero para continuar el procedimiento de levantamiento de la inmunidad falta convocar las audiencias y, por eso, están pendientes de si la Eurocámara lo permite o crea una "solución" alternativa para celebrarlas. "Depende de la presidencia de la cámara", remarcan. La presidencia ya estaría estudiando cómo hacerlo, según las mismas fuentes.

La documentación que aportaron los eurodiputados de Junts ya se ha traducido a los idiomas oficiales de los miembros del comité y supone unas 4.000 páginas, según fuentes parlamentarias próximas al procedimiento. Apuntan que "nunca" se habían traducido todos los documentos.

"El trabajo de campo ha tardado por la carga brutal de los documentos", admiten fuentes próximas al procedimiento. Según estas, fue el ponente, el ultraconservador y nacionalista búlgaro Angel Dzhambazki, quien pidió una traducción íntegra de la documentación.

Procedimiento estancado

Por ahora, hasta el 26 de septiembre la Eurocámara tiene impuesto un régimen de semipresencialidad de la actividad parlamentaria por la pandemia. En el caso de los suplicatorios, el reglamento exige que las audiencias donde los afectados se tienen que defender sean totalmente presenciales y, por eso, por ahora no se pueden convocar.

Fuentes parlamentarias aseguran que la presidencia del Parlamento Europeo ya está estudiando como resolver este obstáculo que impide la continuación del procedimiento. Sin embargo, no se atreven a predecir cuándo se desencallará el proceso.

"La fecha es muy difícil de determinar"

Cuando se puedan celebrar las vistas, Puigdemont, Comín y Ponsatí serán convocados por el Comité de Asuntos Legales y dispondrán de 15 minutos para defenderse, acompañados de un abogado si lo desean. Los eurodiputados del Comité podrán plantear sus preguntas relativas al levantamiento de la inmunidad.

Una vez pasada esta audiencia, el comité tendrá que decidir sobre la propuesta, que se someterá después a una votación por mayoría simple en el pleno.

Si el Parlamento Europeo finalmente retira la inmunidad a los eurodiputados de Junts, la justicia belga podrá estudiar la petición de extradición que pesa sobre ellos por el caso del 1-O.

La defensa de los eurodiputados de Junts ya prevé recurrir al Tribunal General de la Unión Europea si la Eurocámara les retira la inmunidad.

En cualquier caso, mientras duren los procedimientos judiciales, e incluso si son entregados a España, Puigdemont, Comín y Ponsatí seguirán siendo eurodiputados mientras no haya una sentencia condenatoria.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat