El gobierno español ha cerrado la puerta esta tarde a negociar con el Govern de la Generalitat sobre el derecho a la autodeterminación y la situación de los presos. Esta ha sido la principal conclusión de la comisión bilateral Estat-Generalitat que se ha celebrado esta tarde en el Palau de la Generalitat, la primera que se celebraba en los últimos siete años. La cumbre tenía que ser una muestra de la reanudación del diálogo entre los dos gobiernos, después de años de relaciones prácticamente inexistentes, pero la realidad del encuentro todavía ha quedado por debajo de las expectativas del Gobierno catalán.

A pesar del choque en presos y autodeterminación, la ministra Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, ha querido celebrar que la reunión se haya producido y que suponga una "apertura de diálogo" entre las dos administraciones que lleve| a la "normalidad institucional". Sin embargo, Batet ha reconocido también que ha habido "discrepancias importantes" especialmente con respecto a presos y autodeterminación y ha instado al Gobierno catalán a buscar una modificación del Estatuto y de la Constitución si quieren cambiar el "encaje constitucional".

Además, la delegación española ha reprochado a la Generalitat durante la reunión algunas de las actitudes del Gobierno catalán, como el bloqueo del Parlament, o la no "neutralidad" de las instituciones y los espacios públicos. Ha sido en el momento en el que la delegación del ejecutivo catalán, liderada por el conseller Ernest Maragall, pedía poder negociar sobre la autodeterminación y la situación de los presos y los exiliados creando una comisión. Un punto que ha sido rechazado categóricamente por el Estado.

A pesar de todo, Batet ha querido poner en valor la reapertura del diálogo entre los dos gobiernos y ha defendido que el gobierno de Pedro Sánchez "tiene un proyecto integrador por Catalunya". También ha garantizado "lealtad institucional", un elemento que ha advertido que es necesario para que se puedan producir "avances de verdad".

Reactivación de las comisiones y subcomisiones

Tal como ya estaba previsto, la reunión de este miércoles no ha cerrado acuerdos concretos sin embargo, sí que ha servido para activar las comisiones y las subcomisiones previstas en el Estatuto y también vinculadas a la Comisión Bilateral, ha explicado Batet. "También hemos previsto un calendario desde principios de septiembre y para desarrollar todo el año", ha añadido.

Una de las principales es la subcomisión de seguimiento normativo, prevención y solución de conflictos, que es la que tiene que negociar sobre los recursos delante del Constitucional. Uno de los puntos donde los dos ejecutivos han acercado más las posiciones. Batet se ha mostrado dispuesta a "replantear" los recursos a las leyes sociales aprobadas al Parlament, como por ejemplo la de emergencia habitacional, porque "compartimos mayoritariamente objetivos de estas leyes".

En este punto, la ministra ha defendido un replanteamiento respecto al anterior Gobierno del PP, ya que consideró que el Estado no debe actuar con el criterio de "sospecha de todo lo que viene de los territorios" y, en este sentido, ha apostado por "buscar el encaje constitucional para atender las necesidades de los ciudadanos".

También se han puesto en marcha tres comisiones más: la de cooperación y colaboración, de acción exterior y de infraestructuras. Y de momento este agosto el gobierno español se compromete también a nombrar a los integrantes de las comisiones mixtas. Así, se prevé que se ponga en marcha también la comisión que hace referencia a "asuntos económicos y financieros", y la de transferencias, "paralizada durante años" con el fin de "revisar los traspasos iniciados y pendientes".

En esta comisión mixta para asuntos económicos y financieros, habrá dos grupos de trabajo, según ha explicado la ministra: uno de tributos propios y otro sobre financiación, desde lo que se podrá abordar un futuro nuevo modelo de financiación autonómica.

Nuevo encuentro en diciembre

El encuentro ha sido presidido por el conseller de Exteriores, Ernest Maragall, y lo han acompañado por parte del Govern de la Generalitat al vicepresidente y conseller de Economia i Hisenda, Pere Aragonès; la consellera de la Presidència, Elsa Artadi; la secretaria general de Acció Exterior, Relacions Institucionals y Transparència, Mercè Salvat; el delegado del gobierno de la Generalitat en Madrid, Ferran Mascarell; el director del Gabinete Jurídico de la Generalitat, Francesc Esteve; y el director general de Relacions Institucionals i amb el Parlament, Aleix Villatoro.

Por parte del gobierno español, la ministra Meritxell Batet ha liderado a la comitiva integrada por los secretarios de Estado de Política Territorial, Ignacio Sánchez; el de Hacienda, Inés María Bardón; el de Infraestructures, Pedro Saura; y el de Relaciones con las Cortes, José Antonio Montilla; y la acompañaban la delegada del gobierno español en Catalunya, Teresa Cunillera; y el secretario de la representación del Estado español, José María Pérez.

La próxima reunión de la comisión bilateral se celebrará el próximo mes de diciembre. Durante estos meses que quedan, se reunirán las diferentes comisiones y subcomisiones que se han creado en el marco de la reunión. Hacía siete años que no se convocaba una reunión de este tipo ni se constituían las diferentes comisiones y subcomisiones previstas para desarrollar el Estatuto y el marco competencial.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat