Empiezan a salir a la luz nuevas informaciones relacionadas con el caso Cifuentes. Después que ayer la ya expresidenta de la Comunida de Madrid fuera forzada a dimitir por la divulgación de un vídeo donde se la ve robando, hoy diferentes medios publican que algunas alumnas la denunciaron cuándo dirigía un colegio mayor por la desaparición de pendientes, bolsos de marca de las habitaciones de las colegiadas e, incluso, un traje de Chanel. "Sólo podía ser ella", asegura a una de las estudiantes de Miguel Antonio Caro de la Universidad Complutense de Madrid.

Corría el invierno de 1999 y Cifuentes hacía cuatro que dirigía este colegio mayor, cuando tuvo que dejar la dirección del centro empujada por las diferentes denuncias de las alumnas que lo acusaban de haberlos tomado diferentes objetos que guardaban en sus habitaciones.

Ahora bien. De una forma similar a la de ayer cuando anunció su dimisión —que se justificó bajo el argumento que "he sufrido un linchamiento por la mañana, tarde y noche y por tierra, mar y aire" y probó de convencer de que "este vídeo obedece exclusivamente a una situación de un error involuntari"—, en aquel momento también aseguró al dejar el cargo que "no me echan las alumnas", sino que "me voy yo".

Cartas del PP

Según publica El Español, los hurtos habrían empezado con la desaparición de unos pendientes de bisutería y, después, de una bufanda Burberry que una alumna tenía guardada para el invierno. Cifuentes también vivía con su familia en la residencia y, desde entonces, y por supuesta casualidad, algunas estudiantes empezaron a recibir cartas del PP sin haber facilitado sus datos.

Sin embargo, y a pesar de los hurtos, la imagen que daba a la expresidenta madrileña era impecable. Regalaba a sus alumnas entradas por espectáculos culturales, entre otros, y, además, acabó con muchas de las restricciones de la escuela.

Al llegar la primavera de 1999, una alumna denunció que le habían desaparecido dos bolsos de Agata Ruiz de la Prada cuando el centro estaba cerrado y las estudiantes con sus familias porque era Semana Santa. Durante esta época vacacional, no queda nadie a la escuela y mucho poca gente tiene acceso.

Las sospechas

Cuando desaparecieron estos bolsos, pero también pequeñas cantidades de dinero y algunas pulseras que las alumnas habían dejado más a la vista, las alumnas decidieron celebrar una asamblea para hablar sobre la situación hasta el punto que se creó una delegación de colegialas, de que acabó trasladando a Cifuentes que sospechaban de ella.

Pocos días después, la expresidenta de la Comunidad de Madrid dejó la dirección del colegio mayor por "motivos personales", pero según sostienen algunas de las alumnas, fue todo muy precipitado y su salida muy brusca".

Ahora, como hizo entonces, ha acabado dejando el cargo sin dar muchas explicaciones. Quizás para evitar que sigan saliendo nuevas informaciones a la luz que, como algunos medios ya advierten, existen sobre los hurtos.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat