Dos de los siete CDR detenidos por la Guardia Civil el pasado 23-S llevan más de una semana en régimen de aislamiento en la prisión de Soto del Real (Madrid). Así lo ha asegurado Alerta Solidària a través de un comunicado emitido este viernes. Según ha denunciado esta organización, este régimen "implica unas veinte horas de confinamiento solitario en celda y paseos recreativos de máximo cuatro horas con compañía de como mucho cuatro internos más".

Según ha explicado a la ACN una de las abogadas del colectivo, Eva Pous, hay dudas sobre el régimen de uno tercero, que la semana pasada no estaba en aislamiento, pero sobre el cual no se podrá tener la certeza hasta que lo visite la familia este domingo.

La organización encargada de la defensa jurídica de los detenidos también ha denunciado que uno de los presos también ha sufrido un cambio de módulo este mismo jueves que ha supuesto serios problemas para su familia. "El cambio ha supuesto que la familia tuviera que ser a las 14h en vez de las 18h, yendo lo más rápido posible hacia Madrid, para poder ver a su familiar tan sólo 45 minutos, después de hacer más de 630 kilómetros", han explicado.

Alerta Solidaria también ha advertido que los siete CDR encarcelados han sido catalogados en régimen FIES-3, el cual "supone una restricción de su régimen de vida y una desigualdad de trato sin justificación legal". "Privar del derecho a la intimidad, derecho a la socialización, derecho a poder comunicarse supone una vulneración flagrante de los derechos que cualquier persona tiene por el mero hecho de ser persona", han criticado. La defensa de los independentistas han asegurado que se ha llegado hasta el punto de "grabar todas sus comunicaciones orales y fotocopiar y revisar todas las cartas que reciben o envían".

Desde Alerta Solidària recuerdan que la vulneración es "flagrante" si tenemos en cuenta que los CDR se encuentran en situación de prisión provisional y, por lo tanto, "la restricción de derechos tendría que ser todavía menor". El Ministerio del Interior a través del Centro Penitenciario ha justificado estas medidas "por la naturaleza y gravedad de los hechos presuntamente cometidos, vinculados con organizaciones de terrorismo violento, que constituyen circunstancias que ponen de manifiesto un elevado nivel de peligrosidad y la necesidad de adoptar medidas de control".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat