El 23 de febrero de 1981 hubo el último golpe de estado vivido en el España. En él participaron miembros del Ejército español y la Guardia Civil armados. Hubo tiros en el Congreso de los Diputados y en València aparecieron los tanques en la calle. Todo eso sin embargo, fue menos grave que dos millones de ciudadanos votando sobre el futuro político de Catalunya el 1 de octubre del 2017 según la particular visión de Cayetana Álvarez de Toledo, candidata del PP al Congreso por Barcelona.

En declaraciones ayer martes en Televisión Española, la cabeza de lista aseguró que ha aceptado ser candidata a petición de Pablo Casado porque España se encuentra en el peor momento desde el año 1978, un hecho que llevó a preguntarle si consideraba que el procés soberanista había sido peor que el golpe de estado de 1981.

"Sin lugar a dudas", respondió Álvarez de Toledo, para añadir que el procés "es más grave que Tejero y Milans con los tanques". El razonamiento que utilizó para justificar que militares armados son menos peligrosos que civiles votando reside en la suposición de que "si un señor entra pegando tiros, es más fácil de neutralizar que cuando salen muchas personas en una supuesta y legítima votación en la que dicen que la democracia es votar". Además, ha asegurado que el procés soberanista es "muy peligroso" porque es una "movilización de una parte de la sociedad y exaltación nacionalista bajo una supuesto manto de pacifismo, para intentar cargarse un sistema constitucional".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat