La portavoz del Partido Popular en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ha anunciado que no acudirá a las manifestaciones del Día de la Mujer alegando que "hay muchas maneras de enfocar" este día pero "no como una "protesta contra los hombres". Además ha asegurado que "no hay una ideología machista" que decida que las mujeres se sometan por el hecho de ser mujeres, algo que además es "especialmente falso" en el caso de España.

En la rueda de prensa tras la Junta de Portavoces, se ha definido como "feminista amazónica" y ha justificado la participación de su partido este año en las manifestaciones del 8-M, matizando que se tiene que enfocar como una "celebración" de los logros conseguidos. Así, ha rechazado la "idea falsa" de que las mujeres nacen víctimas y ha asegurado que tras la modernización de los últimos 40 años España es "uno de los mejores países para nacer mujer".

Así, ha instado a hacer "un ejercicio colectivo de neutralidad" para ver lo que han avanzado las mujeres en los últimos 40 años, "de la España de Marisol a la España contemporánea", en la que pueden elegir "libremente" y las hijas "no nacen víctimas".

El PP sí que se manifestará

Por su parte, PP, partido de Álvarez de Toledo, sí que participará en la manifestaciones de este domingo con motivo del Día de la Mujer, pero lo hará con un manifiesto propio que tiene previsto presentar el próximo miércoles y bajo el lema "Mujer por encima de todo".

Según ha explicado este lunes la vicesecretaria de Política Social de la formación, Cuca Gamarra, habrá presencia de la dirección del partido en las distintas manifestaciones que se convoquen por parte de la sociedad civil y el PP trasladará "un mensaje positivo de celebración de todo lo alcanzado y también reivindicación de lo que queda por conseguir". Se trata de un "llamamiento a la unidad de las mujeres", ha asegurado Gamarra, porque sus reivindicaciones "no tienen que ver con ideologías, sino con las diferencias que por su condición encuentran en una sociedad donde la igualdad real no existe".

Este será la primera vez que altos cargos del PP acudirán a la manifestación del 8 de marzo en Madrid, ya que el año pasado el partido no se sumó finalmente a las marchas aunque había anunciado la presencia en la manifestación de Madrid de tres de las vicesecretarias del partido, al no estar de acuerdo con el manifiesto de la organización por "politizado y partidista".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat