La catalanofobia se ha extendido entre los barones del PSOE después de la posibilidad de designar a un mediador con el Govern catalán, y en las últimas horas se han pronunciado masivamente contra toda negociación política con Catalunya.

El presidente de Aragón, el socialista Javier Lambán, ha advertido a través de Twitter en el mismo sentido que el PP y Cs, que el presidente español, Pedro Sánchez, no tiene que ceder "al chantaje de los independentistas". "Aprobar un presupuesto no justifica cesiones que pongan en duda la Constitución, la unidad de España, el estado de derecho ni la decencia. Estoy seguro de que Pedro Sánchez no cederá a los chantajes de los independentistas, cáncer de la democracia con el que hay que acabar", ha soltado con lenguaje hiperbólico.

También se ha pronunciado en el mismo sentido el presidente de Castilla-La Mancha, el también socialista Emiliano García Page, que no ha escondido su "perplejidad" por el hecho de que el Gobierno español haya aceptado la figura del relator en las negociaciones con el Govern catalán. Ha argumentado que "sobre España hablan todos los españoles, no sólo los militantes del PSOE". "Lo que tengo muy claro es que hablar es una cosa: yo no hablo con mis amigos con testigos por enmedio. Eso es negociar", ha manifestado el dirigente socialista en una entrevista a Onda Cero.

García-Page se ha preguntado si el Gobierno español tiene claro de que "no se puede alimentar a parte de la sociedad catalana" que "se ha creído que será posible un referéndum de autodeterminación". Ha afirmado que esta maniobra alimenta una expectativa que a largo plazo habrá algún tipo de referéndum –que a su parecer "es inviable"– y, por otra parte, discrimina a la gente que está siendo juzgada en el Tribunal Supremo. "Están reconociendo explícitamente que cuando lo vulneraron estaban apelando a un derecho que hoy no reconocen que no existía", ha afirmado García-Page. "Hay que hablar de cosas posibles, realistas, con un método constitucional", ha concluido.

También se ha pronunciado en la línea del PP y Cs la diputada del PSOE por Valladolid Soraya Rodríguez. "Ni mediadores ni relatores", ha soltado. "El Gobierno español representa a todos los españoles y no puede comprar el marco mental del ìndependentismo", ha argumentado.

El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, también ha cargado contra el posible acuerdo sobre la figura del relator, si bien lo ha hecho con formas más suaves. "Las cosas que son difíciles de explicar son todavía más difíciles de entender. Sobre todo si no se escucha. Y en España, por desgracia hace años que se dejó de conjugar el verbo escuchar", ha indicado.

El expresidente manchego José María Barreda y ahora diputado del PSOE también ha criticado la posible creación del mediador. Según Barreda, nadie [en el partido] lo entiende. Y ha afirmado en La Sexta que los socialistas tendrían que "clarificar las cosas" con Catalunya porque "no vale la pena resistir a toda costa y hay que lanzar un mensaje para el conjunto de los españoles".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat