Nada no se ha podido en la derecha: la puerta sigue cerrada. Después de reunirse este lunes por la mañana en el Congreso de los Diputados, Pablo Casado ha dejado claro a Pedro Sánchez que no facilitará un "gobierno comunista" con su abstención. El líder del Partido Popular ha explicado que, durante el breve encuentro, el candidato a la investidura le ha asegurado que no hay ninguna alternativa a la de la coalición con Unidas Podemos. A pesar de todo, Casado le ha implorado que "no una su destino a Esquerra".

En rueda de prensa después del encuentro, el jefe de la oposición ha denunciado que "Pedro Sánchez ha intentado que el PP sea una coartada a una decisión libre y voluntaria", un gobierno de coalición que "está esperando el certificado desde la cárcel". Frente a eso, ha dejado claro que "el PP no puede ser un partido que blanquee este pacto con Podemos". Ha dicho que "sería letal para España y un suicidio para el partido". En este sentido, ha asegurado que "sería como pedir a Sánchez que se abstuviera a un gobierno del PP con Vox de vicepresidente".

En este contexto, Casado ha rechazado la llamada "vía Arrimadas" —gran coalición—, que ha dicho que sería "jugar de farol". En cambio, ha señalado que hay dos alternativas "para evitar el apoyo de ERC". La primera, un gobierno en solitario con los apoyos de Unidas Podemos y Ciudadanos. La segunda, un gobierno en solitario con el apoyo de los partidos de izquierdas y regionalistas y la abstención de Ciudadanos. "Tendemos la mano a la gobernabilidad, pero no podemos apoyar una investidura con Podemos", ha insistido.

Ronda amplia de contactos

Pedro Sánchez y Pablo Casado se han reunido durante 40 minutos en el Congreso de los Diputados, antes de que el candidato a la investidura haga lo mismo con Inés Arrimadas. Los dos encuentros se enmarcan en el marco de la amplia ronda de contactos de los socialistas de cara a la investidura, que llevará a Sánchez a hablar por teléfono con el president Quim Torra y el resto de presidentes autonómicos. La llamada con Urkullu será mañana a las 9 y con Torra a las 9:15.

En paralelo, esta semana, la portavoz socialista Adriana Lastra iniciará una ronda de encuentros con todos los partidos, excepto Vox, que se ha autoexcluido. EH Bildu sí que está dispuesto a participar, mientras desde la CUP no aclaran qué harán.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat