Pablo Casado es "víctima de fake news" en la polémica sobre el supuesto blindaje de las expulsiones de inmigrantes irregulares si dan a sus hijos en adopción. Así lo ha asegurado este jueves el mismo presidente del PP, que ha asegurado que la medida lo que pretende es "ayudar" a estas mujeres y darlos "todo el apoyo". Pero la expulsión se producirá de todos modos acabado el proceso de donación del niño.

Según ha dicho en un acto en Valladolid, lo que quieren es garantizar que tengan "absoluta confidencialidad" de sus datos durante el proceso de donación, para que no se puedan utilizar para expulsarlas. "Lo que propone el PP es que las madres embarazadas que decidan dar a su hijo en adopción en cuentas tengan garantizada la confidencialidad y los mismos derechos que si estuvieran regularizadas", ha explicado. Ha señalado que ya se aplica en algunas comunidades autónomas como Madrid.

Esta medida, ha dicho, lo que buscar es evitar que haya "bebés abandonados". De esta manera, cuando estas inmigrantes entregaran al niño a una institución, esta no informaría "como exigiría la ley de extranjería".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat