CatalApp es una aplicación destinada a valorar la atención oral de los establecimientos en función del uso que hacen de la lengua catalana. La presentó la semana pasada Plataforma per la Llengua. Sin embargo, la eurodiputada Teresa Giménez Barbat ha presentado una pregunta en la Comisión Europea para que ésta tome medidas contra la app. La pregunta que plantea Giménez Barbat dice que "se trata de una aplicación que fomenta la delación y pretende marginar dos lenguas oficiales de la UE como son el español y el francés".

En el texto que acompaña la pregunta, acusa al Govern de financiar una aplicación que tiene como finalidad "coaccionar los propietarios para que utilicen el catalán, despreciando el uso de otras lenguas". Acusa a Plataforma per la Llengua de crear una aplicación con el único objetivo de denunciar a los comerciantes que no hablan catalán.

Giménez Barbat aprovecha para recordar a la Comisión que esta financiación es ilegal porque va contra el artículo 21 de la Carta de Derechos Fundamentales de la UE. Desde ALDE (Alianza para los Liberales y Demócratas por Europa) afirman que se está actuando sin tener en cuenta este artículo, el cual hace referencia a la discriminación por motivos de religión, sexo o raza.

En el comunicado que ALDE ha enviado a los medios, califica la página web de Plataforma per la Llengua de paradoja. Los acusa de tener la web sólo en catalán, occitano e inglés, y de marginar el francés, el castellano e incluso el valenciano. Según Teresa Giménez Barbat el único objetivo de CatalApp es "la imposición del monolingüismo en las Comunidades Autónomas donde se habla catalán, y en el Sur de Francia".

Esta es la petición que Giménez Barbat ha hecho llegar a la UE

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat