La emblemática Carga de Ramon Casas se ha transformado esta noche en el museo de Olot en una urna a manos de una veintena de artistas y más de 300 voluntarios. La performance se ha llevado a cabo en el patio del museo. La imagen del guardia civil cargando a caballo contra unos huelguistas que domina el cuadro desde uno de los extremos de la obra se ha compuesto en blanco y negro sobre unos paneles que al girarse hacían aparecer una urna con la palabra "democracia".

 

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat