El portavoz del PDeCAT en el Congreso de los diputados, Carles Campuzano, ha asegurado que el planteamiento de su partido no es poner como condición para aprobar los presupuestos del Gobierno de Pedro Sánchez que influya en la Fiscalía en el proceso judicial del 1-O, pero advierte que en esta situación es muy difícil mantener un diálogo político normal.

"En manos del Gobierno están muchas cosas, por ejemplo, la posición del abogado del Estado y las acusaciones de malversación, la fiscalía general del Estado podría tener una posición coincidente con muchos catedráticos que defienden que no hubo rebelión, la fiscalía podría crear un clima político diferente a Catalunya", ha añadido.

Campuzano ha advertido que con la existencia de presos políticos resulta "difícil" plantear una negociación política normal. "Sin esta situación estaríamos en condiciones de entrar en una negociación a fondo", ha admitido.

La semana pasada esta formación aseguró que no podría apoyar a los presupuestos de Sánchez si no están "enfocados en la situación de los presos y la posibilidad de decidir el futuro de este país".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat