El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha asegurado que la justicia en España es "rabiosamente independiente" como así lo dictan "estamentos internacionales" o "la judicatura". También ha insistido en que no se tiene que confundir la renovación del Consejo General de Poder Judicial (CGPJ), que es "un órgano de gobierno", con el juez "que resolverá si tengo o no razón". 

En unas declaraciones al programa Salvados de La Sexta, Campo ha hecho referencia a una encuesta del CGPJ que señala que el 99% de los miembros de la carrera judicial afirman sentirse totalmente independientes para tomar decisiones en el ejercicio de su función jurisdiccional.

Pide hacer una "labor de pedagogía"

No obstante, el titular de Justicia ha pedido hacer "entre todos" una "labor clara de pedagogía" y "distinguir la independencia de los jueces, cuando resuelve un caso" con la "forma de actuación de un órgano de gobierno" como es el CGPJ. Según Campo, mezclar "las dos cosas no llevan a buenos caminos".

El ministro ha asegurado que "la independencia no es un problema para la justicia española" y ha declarado que no se puede "extraer" que el PP esté bloqueando el CGPJ y que la independencia de la justicia "esté viciada por eso en absoluto". También rechazado que los jueces y los fiscales reciban presiones.

Manuela Carmena defiende la Justicia española

En la misma línea, la exalcaldesa de Madrid, Manuel Carmena, que hasta ahora había mantenido posicionamientos respetuosos con el procés independentista catalán, ha salido en defensa de la Justicia española en una entrevista a Infolibre, y ha calificado al president Carles Puigdemont de "prófugo". Carmena se ha desmarcado de las palabras del vicepresidente español, Pablo Iglesias, en que reconoció el exilio de Puigdemont y lo consideró equiparable al de los republicanos españoles.

Carmena fue titular del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 1 de Madrid, y fue escogida jueza decana de Madrid en 1993.

"No puedo entender cómo una persona inteligente y bien formada como es el vicepresidente puede decir una cosa que no tiene ninguna base. Me parece que hay un nombre para las personas que en un momento concreto deciden no cumplir las responsabilidades judiciales que tienen en un contexto democrático. En una democracia, si uno no se presenta ante los tribunales, el nombre exacto es el de prófugo, no es el de exiliado. Jurídicamente es así", ha criticado Carmena.

"No tiene nada que ver con lo que significa lo que fue la dictadura del general Franco después de la terrible Guerra Civil, en el que lo que se hace es que se cambia el sistema y se lleva a término una destitución de todas las estructuras democráticas, se abolen todos los elementos de los derechos esenciales de los individuos, y se hace un marco en el que es imposible vivir en un contexto que es antidemocrático. Es un disparate", ha añadido Carmena aludiendo a las palabras de Iglesias.

En una entrevista en el mismo programa de La Sexta, Iglesias subrayó hace una semana que no "comparte en ningún caso" los objetivos de Puigdemont, pero que, si está en Bruselas, no es por "haber robado a nadie o para intentar enriquecerse, sino por llevar sus ideas políticas a un extremo erróneo".

 

Imagen principal, Juan Carlos Campo / Europa Press

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat