Después de la investidura, se pone en marcha la legislatura. Los socialistas quieren que sea larga, y por eso tocará mirar hacia Esquerra Republicana. Así lo ha hecho la vicepresidenta Carmen Calvo, que repetirá en el nuevo ejecutivo de coalición, al día siguiente de ser investido Pedro Sánchez por la mínima. La dirigente socialista ha recordado que el acuerdo implicaba "poder gobernar", hecho que pasa por poder tener unos presupuestos del Estado que den estabilidad. También ha advertido al independentismo que, si se sale de la ley, La Moncloa "actuará".

En una entrevista esta mañana en TVE, antes de que Sánchez prometiera el cargo ante el Rey, Carmen Calvo ha explicado que, en las conversaciones con ERC, "les hemos dicho que alcanzar un acuerdo para que ellos se abstuvieran implicaba evidentemente poder gobernar", y que "implica llegar a acuerdos sobre los presupuestos". Además, ha recordado cómo, antes de la repetición electoral de abril, ya había unos presupuestos negociados con Unidas Podemos y que naufragaron porque ERC quería atarlos a "cuestiones que para nosotros eran inaceptables".

Preguntada sobre qué hará el nuevo Gobierno en caso de que la Generalitat se salga de la ley, la dirigente socialista ha querido dejar claro que "si el gobierno de Catalunya traspasa límites que evidentemente desbordan la Constitución, el gobierno de España actuará". No obstante, ha defendido la desjudicialización, porque Rajoy llegó a grandes niveles de conflictividad con las comunidades autónomas. Del mismo modo, sobre el diálogo bilateral, ha recordado que también está contemplado en Estatutos de otras autonomías. "La situación ya es insostenible" en Cataluña, ha asegurado para justificar la mesa entre Estado y Generalitat.

Durante la entrevista, Carmen Calvo ha defendido que "España necesita cuatro años por fin", y que por tanto su intención pasa por agotar la legislatura a pesar de la fragilidad. La dirigente socialista también ha garantizado que habrá "un solo gobierno a las órdenes de un presidente", y que por tanto no habrá dos gobiernos en uno por culpa del acuerdo de coalición.

Después de ser investido, Pedro Sánchez ha prometido a las once de la mañana el cargo ante el Rey. Los ministros, sin embargo, tendrán que esperar a la semana que viene. Los socialistas tenían prisa y quisieron forzar los tiempos, hasta el punto que convocaron un debate de investidura en fin de semana con el dia de Reyes por medio. Sin embargo, una vez recibida por la mínima la confianza de la cámara, las prisas se han desvanecido. El gobierno de coalición implicará importantes cambios en el Consejo de Ministros, pasando de 16 ministerios a una veintena. Calvo ha quitado importancia a este retraso, situándolo en cuestiones técnicas y que los esfuerzos se han centrado en negociar acuerdos para hacer posible la investidura.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat