El abogado Gonzalo Boye, que ya admitió que la denuncia contra el juez del Tribunal Supremo contenía un error de traducción, ha encontrado oportuno recordar que el auto que en su momento Llarena envió al tribunal alemán que valoraba la posible extradición del presidente Carles Puigdemont contenía "graves errores".

"Cosas de las traducciones... cuando el juez Llarena envió el auto de procesamiento a Alemania con graves errores y, peor aún, omisiones y no pasó nada", ha señalado el abogado en un tuit incluyendo un documento oficial que admite los "defectos".

En un segundo tuit, Boye ha señalado que "descubiertos los errores y omisiones, el Tribunal alemán le requirió y tuvo que enviar una traducción correcta... y nadie dijo nada ni se le criminalizó por ello".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat