El coordinador de la defensa de los políticos independentistas encausados en el procés, Gonzalo Boye, ha afirmado este martes que informará al tribunal belga del "error" en la traducción al francés de las declaraciones del magistrado Pablo Llarena que han motivado la demanda civil presentada en Bruselas contra él, entre otros, por el president Carles Puigdemont.

El error se encuentra en un inciso que hizo el juez dentro de toda una valoración sobre lo que considera "delitos políticos" donde en castellano dice si es que ha sido así que se habría traducido al francés como et oui c'est ce qui s'est produit, es decir, no con un si condicional, sino con un  afirmativo.

Ninguna "alteración" en la demanda

En todo caso, Boye ha negado taxativamente que exista cualquier "alteración" y ha apuntado que, en todo caso, "puede ser un error del traductor". "Se lo vamos a preguntar al traductor e informaremos al juzgado, pero eso no altera en absoluto la demanda", ha sentenciado.

Para el letrado, hay "un exceso de nerviosismo y de patriotismo" porque "no se está leyendo bien el tema", ya que Llarena dice en esas declaraciones "bastante más de lo que se está contando" y que se resume a un matiz en el sentido de la frase: Mientras él utilizó el condicional para referirse a los encausados, en la denuncia presentada afirma que cometieron los delitos de los que estaba hablando.

La alteración fue puesta al descubierto por un profesor de francés hispanohablante que alertó en redes sociales de la disonancia entre las declaraciones reales, grabadas en vídeo, y las recogidas en la demanda civil.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat