El abogado Gonzalo Boye acudió el lunes al Congreso, acompañado de un procurador, para formalizar el trámite de acatamiento de la Constitución "por imperativo legal" de Carles Puigdemont y Toni Comín como diputados del Parlamento Europeo. No obstante, no se le permitió participar en el acto formal de acatamiento de los nuevos eurodiputados y públicamente se explicó esta negativa como un rechazo del acta notarial aportada por el letrado.

Las gestiones de Boye, sin embargo, no se limitaron a acudir al acto. Una vez constatado que no se le permitía participar en el acatamiento público, se dirigió al registro de la Junta Electoral Central para entrar el documento donde denunciaba que se ha vulnerado la inmunidad parlamentaria de sus defendidos, además de presentar la promesa de acatamiento a través de un documento fehaciente. Asimismo, el escrito plantea otras fórmulas posibles para formalizar el acatamiento y expone la jurisprudencia del TC que avala la posibilidad de que este no sea presencial.

Documento registro Boye JEC

El documento fue finalmente registrado a las 14,20 horas ante el registro general de la JEC, como muestra el sello de entrada. El registro de la documentación obligará, según los abogados de Puigdemont y Comín, a la Junta Electoral a dar respuesta, por lo cual, los letrados esperan que la JEC se pronuncie sobre su petición esta misma semana.

Boye ha celebrado esta tarde un acto en Reus (Baix Camp), ante unas 500 personas, que ha superado de largo la previsión inicial de asistencia.

Boye a Reus EN

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat