Josep Bou ha dado un listado de titulares en menos de veinte minutos de entrevista que son dignos de marcar un ranking propio. El presidente del grupo del Partido Popular en el ayuntamiento de Barcelona ha remarcado la importancia de poder convivir con el servicio de los taxis y, a la vez, con el de nuevas plataformas como Uber o Cabify. Y lo dice porque, según él, ha hablado directamente con los taxistas y conoce la polémica que viven: "Se tiene que ayudar a los taxis pero no prohibiendo Uber o Cabify. La desgracia es que hay muy pocas carreras porque la gente no se gasta el dinero o hay pocos turistas", en declaraciones a betevé.

Para hacerlo compatible, Bou da propuestas de mejora. Por ejemplo que Uber y Cabify "estén de forma ordenada como pasa en Madrid". Por el lado de los taxis, no se imagina una Barcelona sin ellos "porque forman parte del decorado". Pero les pide mejoras: "Los taxistas tienen que tener buena pinta y no ir con sandalias. Si hace falta, llevar gorrito como antes y corbata. Tienen que dar un mejor servicio al ciudadano". También ha matizado que hay "que van arregladísimos".

Por todo ello, pide que la presidenta del Àrea Metropolitana de Barcelona, la también alcaldesa Ada Colau, trabaje para dar "un mejor servicio al ciudadano" y lo pacte con este colectivo. A modo de ejemplo "el servicio de noche". Bou valla filas e incluso se pone a disposición: "Si hace falta, que me lo digan y me pongo yo en frente".

Su papel en el PP

Bou tampoco esconde las discrepancias que vive dentro del PP. Preguntado por la relación con su número dos, el portavoz y presidente provincial del grupo popular, Óscar Ramírez, no niega la frialdad que mantienen: "Hablamos poquísimo". Ahora bien, asegura que eso no supone ningún impedimento a la hora de trabajar en el consistorio porque "si hay un equipo, no hay ningún problema". De momento, piensa acabar los dos años con el PP y no descarta abrir la puerta a ningún otro partido: "No estoy afiliado, veremos también si me quieren, yo no tengo ningún poder".

En el amplio listado de partidos a quienes guiñaría el ojo, entran todos los "constitucionalistas que defiendan la ley y la monarquía". En el catálogo incluye, "por descontado" a Vox e incluso a Ciudadanos aunque se hayan equivocado. También, en clave socialista, podría llegar a pensárselo si Manuel Valls "fuera nombrado secretario general del partido porque tiene el estado en la cabeza".

Bou es independiente del PP y reitera, una vez más, que lleva el discurso hacia donde quiere. Y recuerda: "No tengo necesidad de sueldo ni hacer carrera política porque tengo dos empresas y las estoy abandonando". De momento sin embargo, seguirá todo igual "por los votantes y porque noté que me estaban soplando en el cogote".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat