El cconseller de Acción Exterior, Alfred Bosch, ha animado los delegados y delegadas del gobierno en el extranjero a "seguir trabajando en positivo" a pesar de las críticas de Madrid y el ministerio de asuntos exteriores dirigido por el ministro Josep Borrell, el cual acaba de presentar un recurso contra la apertura de tres nuevas delegaciones a México, Argentina y Túnez.

El conseller ha calificado el recurso de "inadmisible" y ha defendido la tarea de su departamento en un encuentro con la decena de representantes en el exterior este lunes por la mañana: "No nos dediquemos a despotricar de nadie. No nos dediquemos a deshacer el trabajo de nadie, sino a hacer nuestro trabajo, que es estar presentes en el mundo e internacionalizar el país".

El de este lunes es el segundo encuentro que mantiene al conseller de exteriores con sus delegados desde la aplicación del artículo 155, que supuso el cierre de todas las representaciones en el extranjero. Bosch ha destacado que después de que la red de representantes quedara "desmantelada" ya se ha conseguido ponerla al día y seguir ampliándola: "No sólo la recuperamos y restituimos, sino que lo estamos expandiendo hasta llegar a cubrir los cinco continentes".

El ministerio de Borrell ya anunció que intentaría impedir la abertura de las tres nuevas delegaciones cuando el Gobierno aprobó su creación el mes de junio.

Este domingo, el Ministerio confirmó que ha presentado un recurso delante de la sala contenciosa administrativa del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) contra la abertura de las tres sedes, argumentando que la tarea de las oficinas de la Generalitat es "nociva para los intereses del estado".

Bosch ha criticado los recursos del ministerio, y ha asegurado que aunque "hablen tanto como quieran del 155 y presenten los recursos que presenten", los delegados y delegadas en el exterior seguirán trabajando para "internacionalizar Catalunya" porque el país lo pide. El conseller también ha prometido seguir aplicando el plan de acción exterior de su departamento, también recorrido por el Gobierno: "Incluso nos recurren los planes, las visiones de futuro. La notra obligación es no tocar ni una coma, porque nada está mal hecho en aquel plan, al contrario: es legal, legítimo y necesario."

Refiriéndose a la sentencia del juicio del 1-O, Bosch ha animado a los representantes del gobierno a explicar "la verdad" del caso: "La verdad de unas personas que han pasado dos años en prisión preventiva acusados de violencia, de rebelión, de sedición, que eso simplemente no existió".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat