El ministro de Exteriores Josep Borrell ha admitido que espera un intento del independentismo para sabotear su candidatura como jefe de la diplomacia europea. "Si pueden, lo harán", ha dicho, preguntado por las posibilidades de que el presunto caso de espionaje a las delegaciones pueda obstaculizar su camino para convertirse en alto representante de la Unión Europea.

Sobre esta polémica, Borrell ha vuelto a negar que se haya espiado a las delegaciones asegurando que su ministerio "no tiene espías". Por otra parte, Borrell ha despreciado la carta enviada por el president Quim Torra a gobiernos europeos afirmando que "no es ninguna novedad" que la Generalitat haga este tipo de misivas.

Con respecto a la ruptura de negociaciones para formar gobierno en España, el ministro de Exteriores ha asegurado que los socialistas no están pensando en una repetición de elecciones. "No sería bueno para el país", ha defendido.

Candidato como alto representante

A principios de julio los estados de la UE escogieron a Borrell como su candidato para encabezar el servicio de acción exterior del bloque europeo. Su elección definitiva depende también de la Eurocámara. Por eso, este lunes por la mañana ha reconocido a la llegada a la reunión de ministros de Exteriores de la UE en Bruselas que todas las circunstancias pueden influir en su confirmación para el cargo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat