Josep Borrell no tendrá que dar explicaciones por el borrellgate al Congreso de los Diputados. En su sesión de este martes por la mañana, la Diputación permanente de la cámara baja ha tumbado la solicitud de ERC y JxCat para que el ministro de Exteriores en funciones informe sobre el supuesto espionaje de su Ministerio a las delegaciones de la Generalitat en el exterior en un pleno extraordinario. Los votos del PSOE, el PP, Ciudadanos y Vox han hecho imposible la comparecencia. Ha pasado al día siguiente que el TSJC descartara clausurar las delegaciones del Reino Unido, Suiza y Alemania, una decisión que el departamento de Borrell estudia recurrir.

La petición de comparecencia, registrada el pasado 10 de julio, llegó después de que se conociera que el Ministerio de Exteriores ha espiado durante meses las delegaciones del Govern en el exterior, especialmente las sedes de Londres, Ginebra y Berlín. Concretamente, se encargó a las embajadas españolas del Reino Unido, Suiza y Alemania que siguieran de cerca e hicieran informes sobre las acciones de las delegaciones y del conseller de Exteriores, Alfred Bosch, para dar proyección al procés. Para hacerlo, habrían accedido a comunicaciones privadas de los delegados en el exterior.

La diputada de ERC Carolina Telechea lo ha descrito como un "auténtico escándalo democrático", y ha lamentado que "cualquier escándalo democrático está justificado si es contra Catalunya". En este sentido, la parlamentaria republicana ha criticado lo que considera "una estrategia de guerra sucia por parte de un Estado que no duda en hacer uso de sus cloacas contra unas ideas democráticas y totalmente legítimos". Les ha preguntado si esa es su estrategia. "Pretenden silenciarnos porque no les gusta lo que decimos", ha concluido.

Por su parte, la portavoz de JxCat, Laura Borràs, ha asegurado que "el borrellgate es un capítulo más del serial del ministro de Exteriores", y ha denunciado que "el espionaje político no está entre sus funciones". Ha subrayado que tuvo acceso a comunicaciones privadas, como conversaciones telefónicas. Le ha acusado de asumir "competencias del CNI y el Ministerio de Exeriores para espiar a fuerzas políticas diferentes", y lo ha comparado con el ministro Jorge Fernández Díaz por la Operación Catalunya. "No es el mejor aval para ser la jefe de la diplomacia europea", ha advertido.

El grupo de Unidas Podemos ha optado por la abstención. El portavoz de los comunes, Joan Mena, lo ha justificado en que el marco de la comparecencia de Borrell para dar las explicaciones necesarias, y que comparten que debe dar, debería ser la comisión de Exteriores del Congreso, y no el pleno de la cámara baja española.

A favor de la comparencia de Borrell han votado ERC, JxCat, el PNV y EH Bildu. 

Tampoco Sánchez por el Orgullo de Madrid

Por otra parte, la Diputación Permanente también ha tumbado la petición de comparecencia del presidente en funciones Pedro Sánchez, solicitada por los grupos del PP y Ciudadanos en el Congreso por los incidentes del Orgullo en Madrid. La derecha quería que que explicara "los motivos por los que no ha sido cesado el ministro de Interior después de las manifestaciones contra representantes políticos que participaron en la Manifestación del Orgullo" del 6 de junio en Madrid. También pretendían que diera explicaciones sobre "las razones por las que el gobierno sigue sin condenar las agresiones" que dicen que sufrieron los miembros de Ciudadanos. Sólo han conseguido el apoyo de Vox.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat