El 1 de octubre del 2017 Boris Johnson era el responsable del Foreign Office y fue bajo esta responsabilidad que el nuevo primer ministro británico expresó su opinión sobre el referéndum catalán y las cargas policiales. Lo hizo a través de Twitter en un tuit muy recogido por diferentes medios ingleses donde subrayaba que el referéndum era un problema del gobierno y la sociedad española. Johnson destacó asimismo la importancia de respetar la Constitución y el estado de derecho

En un segundo tuit recordó que España es un estrecho aliado y buen amigo, por lo cual concluía que su "fuerza y unidad" es importante para el Reino Unido.

El tuit del responsable del Foreign Office contrastó con la opinión de otros responsables políticos británicos como el líder laborista Jeremy Corbyn que se mostrar consternado ante la violencia y reclamó el Gobierno que actuara para detenerlo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat