Unas unionistas enviaron el martes una carta a un frutero de Tarragona, Ton Gené, anunciando que boicotearían su tienda porque él lleva el lazo amarillo pidiendo la liberación del presos políticos. Pero un día después de hacerlo público, el frutero amenazado ha triplicado las ventas, según ha explicado en el programa Tot es mou de TV3.

"Hemos acabado las naranjas, las alcachofas, las mandarinas y el bróculi. Es un efecto Streisand [efecto bumerán]. Ha sucedido lo contrario. Y la gente que viene nos muestra su solidaridad. A las 8 ya había gente esperando para comprar. Me han telefoneado desde Lleida, de Castelló, de Tortosa, de Igualada, de Flix..., y me dicen que adelante y que no tenga miedo", ha apuntado.

Ton Gené tiene la tienda desde hace 19 años. "Respeto a todo el mundo, y no tengo miedo de nadie", ha añadido.

La carta unionista ha circulado por las redes sociales.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat