La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha dicho a la diputada de JxCat Laura Borràs que la situación que vivió durante una manifestación de Jusapol en la salida del Congreso, en el que denunció que había sido increpada, no supuso ningún "peligro".

En una carta, donde le reitera su apoyo, Batet ha respondido a Borràs que los policías de la comisaría especial de la cámara baja la habrían podido acompañar para acceder al vehículo. También apunta que "según el visionado de las imágenes de las cámaras exteriores de los diferentes edificios, en ningún momento se percibió una situación de peligro".

Por su parte, Borràs ha pedido que haya "responsabilidades" y "disculpas" por la gestión. La diputada de JxCat en el Congreso ha dicho que es "sorprendente" la respuesta de Batet porque ha alegado que la competencia de la presidencia es sobre la actuación de los funcionarios en la comisaría del Congreso, que son los que precisamente "denegaron" actuar, como Borràs dice que se puede comprobar mediante la llamada que hizo.

"Que diferente es cuando te agreden verbalmente por catalana, independentista y mujer a un palmo de tu cara que cuando lo ves desde tu despacho y escribes una carta de esta naturaleza", ha lanzado, en declaraciones a los medios.

Borràs ha criticado que la respuesta que recibió cuando pidió apoyo a la comisaría fue "surrealista" porque quien la atendió preguntó "por qué necesitaba protección si quien se manifestaba eran policías". La diputada también ha lamentado que la respuesta venga por parte de una mujer, y justo después de la celebración del 8M: "Hacemos un flaco favor en el encubrimiento".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat