Aunque no se la ve demasiado estos días por Barcelona, a pesar de ser la candidata de Cs a las elecciones españolas en esta provincia, Inés Arrimadas ha vuelto este martes a la capital catalana para celebrar el día de Sant Jordi y hacer campaña por las urnas de este domingo.

Arrimadas ha dado un paseo por el centro de Barcelona, acompañada de las principales caras del partido en Catalunya. La mayoría de ciudadanos han reaccionado con indiferencia a su presencia, excepto algún grito puntual, especialmente de algún menor, más alborotado por ver a un político en directo que por quien representa.

Aunque ha pasado por delante de los puestos de la ANC, la asociación de familiares presos y la de ERC, donde había el candidato republicano, Gabriel Rufián, todos le han respondido con un Tortosa: la han ignorado. La única que no ha ignorado a Arrimadas ha sido Diana Riba​​, que ha regalado a la candidata de Ciudadanos el libro de Raül Romeva, Esperança i llibertat.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat