Los Mossos d'Esquadra han detenido a nueve personas relacionadas con desórdenes públicos por lanzamiento de objetos a la línea policial y atentados a los agentes de la autoridad en el marco de los disturbios que ha habido este miércoles por la noche en torno al Camp Nou durante la celebración del clásico de la Liga española de fútbol entre el Barça y el Madrid.

Además, los Mossos han detenido a una décima persona acusada de sustraer un reloj de lujo durante el dispositivo. En paralelo, hasta las once de la noche el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) ha hecho 46 asistencias sanitarias de carácter leve (8 de ellas han requerido traslado) a los alrededores del estadio.

Por su parte, los Mossos han cifrado en 55 a los agentes heridos durante los disturbios, 2 de los cuales de carácter grave y el resto de carácter leve. Según el cuerpo policial, de los agentes heridos 53 han sido de carácter leve por contusiones a raíz del impacto que han recibido por el lanzamientos de objetos y dos han resultado heridos graves.

Después del partido las manifestaciones han ido perdiendo fuerza, aunque persistía un grupo de entre 200 y 300 personas en torno a la Travessera de les Corts con la avenida de Carles III. En este punto, los Mossos explican que un "grupo de violentos" ha lanzado un cóctel Molotov contra la línea policial sin impactar contra ningún agente ni provocar heridos.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat