Isabel Díaz Ayuso ha conmemorado el 2 de mayo, día de la Comunidad de Madrid, haciendo un Rajoy. Un micrófono le ha jugado una jugarreta, como le pasó al expresidente español diciendo que el desfile del 12-O era "un coñazo". La frase polémica de la presidenta y candidata a la reelección, la ha pronunciado en conversación informal con el socialista Guillermo Hita, presidente de la Federación Madrileña de Municipios. Se puede escuchar en el mismo directo de la Comunidad de Madrid en Facebook, en el minuto 46: "No puedo tener más ganas de que eso pase, porque es un plomo". No se sabe, sin embargo, si se refería al desfile civicomilitar que acababa de presidir o a la campaña electoral que justamente acaba hoy.

Los actos oficiales de la Comunidad de Madrid han parecido más bien una réplica en miniatura del 12-O, con el himno español sonando hasta cinco veces (el madrileño, sólo una) y la presencia de militares, policías nacionales y guardias civiles en un pequeño desfile en la Puerta del Sol. El único ausente de los candidatos ha sido Pablo Iglesias, que estaba de campaña en Móstoles y ha plantado la conmemoración. Sí que han asistido el resto: Ángel Gabilondo (PSOE), Mónica García (Más Madrid), Edmundo Bal (Ciudadanos) y Rocío Monasterio (Vox). Se ha condecorado, entre otros, a la expresidenta Cristina Cifuentes, o a la corresponsal de Telemadrid en Catalunya, Berta Queralt, recordando la cobertura de los disturbios de Barcelona por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél.

El discurso de la presidenta madrileña en funciones ha sido, más bien, un discurso camuflado de campaña electoral. Isabel Díaz Ayuso ha colado hasta ocho veces la palabra "libertad" y ha advertido sobre el peligro de algunas "ideologías", aunque sin mencionar expresamente la palabra "comunismo". Tan partidista ha sido que el cantante Nacho Cano, también condecorado, ha puesto su banda a Ayuso: "La medalla, por ser tan buena presidenta, te la mereces tú".

Iglesias: "Patriotismo de cartón piedra"

El exvicepresidente y candidato de Unidas Podemos se ha ausentado de los actos oficiales de la Comunidad de Madrid, pero le ha respondido desde su acto de Móstoles. Se ha hecho eco justamente de las polémicas palabras pilladas por un micrófono abierto. Lo ha descrito como un "patriotismo de cartón piedra". Y ha justificado también su ausencia: "Han tratado de convertir los actos institucionales en un mitin de campaña. Por eso estamos con el pueblo. No podíamos estar hoy con Ayuso, no podíamos ser invitados de piedra en esta instrumentalización de las instituciones".

 
¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat