Catalunya entra de lleno en la batalla electoral madrileña. A un mes de la cita con las urnas, lo ha hecho de la misma Isabel Díaz Ayuso, que ha sacudido el espantajo catalán para denunciar una supuesta "madrileñofobia" por parte del gobierno del Estado. Se ha servido de los datos —parciales y descontextualizados— de los presupuestos del Estado y de la distribución de los fondos europeos para justificar su impugnación. "España está en peligro mientras este gobierno (español) practica la ingeniería social, destruye la separación de poderes y deja hacer a los que quisieron acabar con la centenaria nación española", ha alertado sacudiendo la bandera españolista.

Este lunes ha participado de un desayuno informativo de Europa Press, y lo ha dedicado a polarizar con el Gobierno y sus socios. "Hoy es un PSOE refugio de golpistas y batasunos, de okupas y bolivarianos", ha denunciado la presidenta de la Comunidad de Madrid. Se ha fijado en Podemos, "una formación comunista, antisistema, abiertamente guerracivilista y cuyo objetivo declarado es acabar con el modelo de 1978". También ha apuntado contra los independentistas: "El PSOE es socio de una formación cuyos líderes están encarcelados por dar un golpe de Estado en el 2017, arruinar la convivencia y envenenar la sociedad catalana". Ha aprovechado para denunciar el acercamiento del terrosita Txapote, "asesino de Miguel Ángel Blanco, que ni tan solo ha firmado la carta de arrepentimiento".

Hechas estas presentaciones, Isabel Díaz Ayuso ha sacudido el espantajo catalán. En primer lugar, el Gobierno "ha perjudicado a Madrid en la distribución de fondos destinados a combatir la pandemia en comparación con sus socios independentistas", sin poner cifras. En segundo lugar, Sánchez "ha despreciado a los madrileños" en los presupuestos del Estado, "congelando la inversión en Madrid desde que gobierna mientras lo ha disparado un 50% en Catalunya". En tercer lugar, La Moncloa "ha castigado a los madrileños" con el reparto del fondo europeo REACT, "ya que Madrid recibirá 422 millones menos que Catalunya y sólo 30 millones más que la Comunidad Valenciana". Finalmente, también ha acusado al Estado de "discriminar a los madrileños" en las ayudas a empresas y autónomos. "Madrid tan sólo recibirá el 13% de los 5.000 millones en ayudas directas, muy lejos también del peso de su población y de su aportación a la economía nacional, a diferencia de Catalunya y la Comunidad Valenciana," ha remachado.

Más allá del espantajo catalán, la dirigente conservadora ha acusado al Gobierno de una "campaña de madrileñofobia" y contra su persona. Ha llegado a decir que "casi todo lo que se me criticó se ha copiado luego por parte del gobierno central o de la propia Unión Europea".

No cierra la puerta a Vox

Con las encuestas en la mano, la presidenta madrileña no ha cerrado la puerta a gobernar de la mano de la extrema derecha de Vox, si los números lo requieren. "Eso ya se verá", se ha limitado a responder Ayuso. Decidirá si los de Santiago Abascal entran o no en la Puerta del Sol en función de los resultados en las urnas. Sí se ha mostrado más clara dispuesta a recuperar a la dirigente de Ciudadanos Marta Rivera de la Cruz, que había sido su consejera de Cultura hasta que rompió el gobierno madrileño.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat