Isabel Díaz Ayuso no hace vacaciones cuando se trata de hacer de ariete contra el independentismo. Y más cuando este lunes se reunirá, en la capital española, la comisión bilateral entre el Estado y la Generalitat, justo tres años después de la última reunión. El Govern va con una larga lista de incumplimientos que quiere que se materialicen, y la presidenta de la Comunidad de Madrid ya hace sonar todas las alarmas: las supuestas "concesiones" a Catalunya se traducen en una "tiranía de las minorías" y van "en detrimento de España".

El problema no es la bilateral, sino que sea con Catalunya. En una entrevista en Telecinco este lunes por la mañana, la lideresa madrileña ha advertido que "cada concesión" a Catalunya va en contra de los intereses de España. Y, si bien ha encontrado "lógico" que el Gobierno se reúna con las comunidades autónomas, ha denunciado que se haga con la Generalitat después del "desplante" del viernes pasado, cuando Aragonès no fue a la conferencia de presidentes autonómicos a Salamanca.

La presidenta regional ha criticado que la Generalitat "pretenda controlar" infraestructuras como el aeropuerto de El Prat o la Agencia de Protección de Datos. Sería entregar los datos personales de todos los ciudadanos de Catalunya a gobernantes que "no dudarían en cometer cualquier tipo ilegalidad para continuar aumentado el proyecto independentista, que es absolutamente ilegal".

De este diálogo con la Generalitat, ha denunciado Isabel Díaz Ayuso, "solo puede salir un Estado cada vez más debilitado en manos de aquellos que lo quieren dirigir de una manera totalitaria". Y ha apuntalado su argumento: "Todo el mundo sabe que, desde hace años, hay una hoja de ruta. Hay un camino emprendido por los independentistas, que se ha acelerado en los últimos años. Por lo tanto, cada concesión que se les da es en detrimento de España".

Vilagrà espera concreción

Antes de ir hacia Madrid, donde esta tarde se celebrará la comisión bilateral, Laura Vilagrà ha deseado que la reunión de hoy con el Gobierno sirva para poder establecer un calendario e imponer un ritmo de trabajo intenso. Esta reunión tendría que permitir conseguir de manera rápida y ágil los 56 traspasos pendientes. "El país lo necesita así", ha asegurado la consellera de Presidencia en una entrevista en Catalunya Ràdio.

Según ella misma ha explicado, estos están relacionados con temas de patrimonio, una ley de dependencia "infrafinanciada", la gestión del aeropuerto y los ferrocarriles, así como las políticas de empleo. En este sentido, Vilagrà ha reconocido que son "muchos deberes pendientes". Por eso, ha apuntado a la creación de comisiones técnicas para conseguir que se acaben aplicando: "no queremos dejar pasar ni una".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat