"Dinamitar el estado de derecho con la excusa del bien común es el camino más estrecho hacia la anarquía y los regímenes totalitarios". Con esta profecía, Isabel Díaz Ayuso ha vuelto a reclamar este martes que se levante el estado de alarma en la ciudad de Madrid y nueve municipios más. Lo ha hecho acompañada del alcalde de la capital española, José Luis Martínez Almeida, que ha cargado contra los criterios "arbitrarios" de Sanidad, después de que el ministro Salvador Illa haya hablado de hacer bajar la incidencia a 100 o 200. Los dos han defendido una supuesta bajada en picado de los contagios. Lo han hecho antes de que el Ministerio y la Comunidad se reúnan esta misma tarde.

El ejecutivo de Díaz Ayuso se aferra a la cifra de incidencia acumulada, que sorprendentemente ha bajado por debajo de 500 casos por cada 100.000 habitantes. Pero esquiva los otros dos criterios, ya que Madrid tiene un 18% de positividad de las PCR (tendría que ser inferior al 10%) y una ocupación de las UCI superior al 38% (tendría que ser inferior al 35%). Por otra parte, el gobierno regional ha bajado drásticamente el número de PCR realizadas, que ha sustituido por pruebas de antígenos y que distorsionan las estadísticas.

En su comparecencia desde la Puerta del Sol, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha defendido que sus medidas "están consiguiendo reducir las cifras de contagios", así como los datos de atención hospitalaria, "como reconoce la propia OMS". En este sentido, la dirigente conservadora ha sostenido que "actualmente no se se dan los requisitos" que fijó el Ministerio de Sanidad. Por todo eso, ha garantizado que, si hace falta, pedirá cada día que se levante el estado de alarma. También ha recordado que Madrid es "el motor económico de España" y que estas medidas lo están arruinando.

A partir de aquí, ha empezado el discurso más político, denunciando que "pretenden aniquilar nuestra autonomía" y que "la Comunidad de Madrid es un proyecto que algunos buscan destruir". "Lamentablemente Sánchez ha utilizado la reunión para imponer y no para colaborar", ha criticado Isabel Díaz Ayuso, que considera que el Estado sólo ha mareado la perdiz con "un caos normativos donde antes no había". Ha reclamado "volver al diálogo, sentarnos y estudiar la forma de mejorar el plan para Madrid".

Por su parte, el alcalde de Madrid, en un tono menos beligerante que Ayuso, ha defendido que "hay medios e instrumentos mejores" que el estado de alarma. Incluso ha cuantificado el descenso de los contagios en un 50% en las últimas tres semanas. "Discutamos sobre las medidas, pero que decaiga el estado de alarma", ha asegurado José Luis Martínez Almeida. Ha apuntado hacia el ministro de Sanidad por un supuesto cambio de criterio: "¿Por qué ha pasado de 500 en 200 o quizás 100 en una semana? Lo mínimo es explicar las razones de las cifras".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat