Conseguir los avales siempre ha sido todo un reto para los partidos extraparlamentarios, ya que el hecho de no participar en el día a día de la política representativa les deja en el olvido o la inexistencia para la mayor parte de la sociedad. Este año, el reto se ha convertido en toda una gesta a causa de la pandemia.

Y es que el proceso de conseguir los avales pasa necesariamente por recoger las firmas presencialmente, cosa muy difícil si tenemos en cuenta las múltiples y cambiantes restricciones de movilidad que han vaciado buena parte de las calles del país. También existe la opción de hacerlo con firma electrónica, pero se necesita el certificado digital y lo cierto es que poca gente lo tiene.

Sin embargo, hay un partido que no ha tenido ningún problema en recoger los avales. Se trata de JxCat, un caso excepcional, ya que la formación del president en el exilio no es, ni mucho menos, un partido extraparlamentario. El divorcio con el PDeCAT y el hecho de que este último tuviera los derechos electorales obligó a la candidatura de Laura Borràs a cumplir con este trámite, término que representa a la perfección el esfuerzo llevado a cabo.

Colas recogida avales JxCat / @aalbeert

La recogida de avales de JxCat provocó colas de decenas de personas / Foto: @aalbeert

Y es que en pocos días, JxCat presentó un total de 52.000 avales, muchos más de los que se requieren para las formaciones nuevas o extraparlamentarias, que son 5.600 firmas en el conjunto de las cuatro demarcaciones, el 0,1% del censo electoral. La formación de ultraderecha española Vox también alcanzó la cifra de avales necesaria en pocos días. Y es que ambas formaciones son claramente conocidas por su participación diaria en la política institucional.

Los partidos extraparlamentarios

Este acaparamiento de firmas puede haber puesto en muchas dificultades a otras nuevas formaciones independentistas que buscan hacerse un lugar en el Parlament, ya que una misma persona no puede avalar dos opciones, y si lo hace las dos quedan anuladas. De hecho, desde Primàries se acusó a militantes de JxCat de mentir a la gente asegurando que se podía avalar más de una opción. Desde JxCat, sin embargo, no se quiso entrar en la polémica.

Precisamente Primàries es una de las candidaturas que ha conseguido todos los avales para las cuatro demarcaciones. Si hace unos días ya habían ido confirmando que disponían de los avales necesarios en Girona, Tarragona y Lleida, este lunes han confirmado haber alcanzado la cifra también en Barcelona, donde su cabeza de lista, ganadora de un proceso de primarias donde participaron casi 6.000 personas, es Laura Ormella.

Otra candidatura que ha alcanzado las firmas es el PNC que lidera Marta Pascal. La misma Pascal lo ha confirmado a través de Twitter con la siguiente reivindicación: "Quien cuestionaba que el PNC estaría en las elecciones, hoy ha recibido una primera lección de humildad y realismo. ¡8.336 gracias! ¡Lo cambiaremos todo!".

La tercera y última candidatura independentista que ha conseguido los avales ha sido el FNC. A última hora de este lunes, la formación que encabezará el presidente del Cercle Català de Negocis, Albert Pont, ha informado de que ha presentado "la documentación requerida por la Junta Electoral en las cuatro circunscripciones catalanas". El grupo ha denunciado haber sufrido amenazas y escraches durante la recogida de firmas en poblaciones como Olot, Arenys de Mar, Sabadell o Vilanova, y ha alertado de que ya ha presentado denuncias a los juzgados.

A causa de la presentación de los avales a última hora, varios medios y usuarios aseguraron por las redes que no los habían conseguido. Entre ellos el diputado de la CUP en el Congreso Albert Botran. El mismo partido lo desmintió poco después. En declaraciones a este diario ,fuentes del partido aseguraban que "quien dirá si los hemos conseguido será la JEC" y que todo depende de los avales anulados. "El linchamiento recibido por parte de los medios y la violencia recibida en la calle por parte de los que hacen el trabajo al sistema ha hecho que haya sido difícil recoger avales", criticaban.

Ahora, la JEC tendrá que validar los avales presentados por las tres formaciones. 

Los que se han quedado fuera

Quien ha quedado fuera del plazo para presentar los avales necesarios han sido la coalición Unitat Primer d'Octubre, formada por Força Catalunya, el Bloc Sobiranista Català y el Partido Nacionalista Andalús, la Coalició de Represaliades (CR) —liderada per l'activista Roger Español— y el PACMA.

De hecho, el partido animalista ya presentó el pasado 28 de diciembre un recurso contencioso administrativo al TSJC, solicitando la suspensión de las elecciones o la supresión de los requisitos exigidos a las formaciones sin representación. La demanda fue suscrita por Unitat Primer d'Octubre. Los animalistas alegaron "una posible violación de los derechos fundamentales" por las dificultades de la recogida de firmas en el contexto de la alerta sanitaria.

Otros nuevos partidos directamente ya no han intentado conseguir los avales por motivos diferentes. La Lliga Democràtica y Lliures esperaban presentarse con el PSC, pero al no haber llegado a un acuerdo no podrán finalmente presentarse. Aliança Catalana, el movimiento impulsado por la concejala de Ripoll Sílvia Orriols, ya confirmó hace días que no se presentaría a las elecciones para centrarse en "construir un partido fuerte".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat