La Audiencia de Barcelona ha revocado las medidas cautelares impuestas contra Guillem, el joven de 16 años vecino de Sant Cugat del Vallés que fue detenido el 18 de octubre delante de la comisaría de la Via Laietana durante las protestas contra la sentencia del procés.

Así el joven, conocido por la sudadera naranja que llevaba el día de su dentenció en medio de la Via Laietana ya no tendrá que estar sujeto a libertad vigilada y la orden de alejamiento de 200 metros de la prefectura de la policía española.

Alerta Solidaria, que se ocupa de la defensa de Guillem, presentó el noviembre pasado una querella contra los ocho policías que participaron en la detención por un delito contra las garantías constitucionales, uno de lesiones leves, uno contra la integridad moral, y otro de torturas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat