Un grupo de ultraderecha destrozó la madrugada del sábado al domingo el cartel 'Fem República' que ocupaba una valla municipal de diversos metros en la entrada de la localidad de Bellpuig (Lleida).

"Es un ataque fascista porque quienes lo han hecho han actuado así por el mensaje que lleva la valla, lo han hecho por ideología", ha explicado el alcalde, el republicano Jordi Estiarte, que este domingo presentó una denuncia ante los Mossos d'Esquadra.

Estiarte ha explicado también que la valla se reparará porque es un equipamiento municipal, ha argumentado que los daños son elevados y ha apuntado que "quizás se busque algún mecenas". El alcalde ha explicado que el cartel, que ocupa 500 metros cuadrados en una valla que separa el campo de tiro de la autovía A-2 y de los campos de frutales, surgió como una iniciativa popular que contó con el apoyo de ERC, JxCat y la CUP en el Ayuntamiento.

Dos ataques anteriores

El mural, que fue instalado en julio del año pasado, contó con la colaboración de un gran número de voluntarios, y ha sufrido dos ataques anteriores en los que fue repintado con la bandera española.

"En esta ocasión no han repintado el cartel, ahora lo que han hecho es destornillar los anclajes de la base y la valla que ha caído al suelo", ha relatado el alcalde.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat