Ciutadans vuelve a atacar la lengua catalana y la inmersión lingüística. El presidente del partido naranja y líder de la oposición, Carlos Carrizosa, ha presentado este martes una moción que pretende, en la práctica, dejar sin protección el catalán y su uso normalizado en el país.

Carrizosa ha defendido la propuesta desde el atril del Parlament acusando a la Generalitat de practicar "durante 40 años una política discriminatoria contra la lengua castellana". Concretamente, Carrizosa ha cargado por enésima vez contra la inmersión lingüística y ha acusado al PSC de estar pactando con ERC una "ley de educación nacional por la cual se consagraría este sistema de inmersión lingüística". "Se está vulnerando el derecho de todos a recibir la enseñanza en castellano", ha añadido.

Concretamente, el partido pide modificar la Ley de Educación para que el castellano y el inglés puedan ser lenguas vehiculares junto con el catalán y el aranés en todos los centros escolares, "y no sólo en los centros privados como pasa actualmente, creando una grave discriminación por cuestiones económicas". Ignorando la razón de existir de los medios públicos catalanes, Cs también defiende la promoción y el respeto "a todas las lenguas" en este ámbito.

La moción que defenderá en el pleno de mañana el partido naranja también insta al Govern a "dejar de multar a los autónomos por no rotular en catalán", "condenar todo acto de acoso por cuestiones de lengua" a trabajadores, autónomos de comercios y trabajadores de la salud pública. El texto también pide "condenar las campañas de asociaciones, personas o grupos políticos promovidas contra trabajadores y autónomos en razón de la lengua que hablan".

Vergés y Vendrell, en el punto de mira

En su intervención, Carrizosa también ha acusado a algunos de los detenidos en la Operación Volhov de obtener adjudicaciones a dedo por ser "amiguetes" del Govern. En este sentido, ha puesto como ejemplo la comida que Xavier Vendrell mantuvo con la consellera de Salut, Alba Vergés, para mostrarle su malestar sobre un concurso público del cual la empresa del primero había sido apartada.

"El Govern tiene que dar explicaciones sobre los contratos adjudicados al señor Vendrell y al señor Madí, entre otros. Por eso pedimos la comparecencia de la consellera Vergés por este aspecto", ha instado. Carrizosa ha criticado la reacción de ERC en todo este tema: "En lugar de abrir un expediente al señor Vendrell, ERC llama al gobierno de Sánchez para decir que las investigaciones ponen en peligro el diálogo. Lo encontramos lamentable".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat