El titular del juzgado de primera instancia e instrucción número 2 de la Seu d'Urgell acordó el 27 de julio el sobreseimiento libre y el archivamiento de la causa contra el exalcalde de la Seu d'Urgell, Albert Batalla, el exteniente de alcalde de Urbanismo, Jesús Fierro y el secretario municipal, al no ver ningún indicio de delito en la tramitación urbanística realizada por la construcción de viviendas de la Baixada del Molí.

El auto, que no ha sido recorrido por fiscalía y por lo tanto es firme, es una pieza separada de las diligencias previas abiertas a raíz de una denuncia anónima y la posterior querella de la fiscalía contra los principales representantes del Ayuntamiento de la Seu d'Urgell.

La entrada de la Guardia Civil

La apertura de las diligencias previas comportó un amplio despliegue policial en el Ayuntamiento de la Seu d'Urgell y el Consejo Comarcal del Alt Urgell el día 28 de marzo de 2019.

La pieza separada que se ha archivado hace referencia a posibles delitos en la construcción de viviendas en la Baixada del Molí, a la venta por parte del Ayuntamiento de 14 metros cuadrados de parcela sobrante en aquel lugar, y a varias tramitaciones administrativas.

La conclusión del juez es clara: "no contribuye ningún elemento que nos lleve a afirmar la presencia de delitos". Por este motivo "se acuerda el sobreseimiento libre de la causa a favor de todos los investigados".

El exalcalde de la Seu, Albert Batalla, se ha remitido a las declaraciones que hizo tanto el 28 de marzo de 2019, día de la entrada de la Guardia Civil en el Ayuntamiento; como el día 26 de febrero de 2020, después de su declaración en el juzgado por esta causa donde afirmó que "la actuación por parte del Ayuntamiento de la Seu, tanto las decisiones técnicas como políticas, han sido siempre conforme a la legalidad, buscando el interés general y nunca buscando el interés particular". "Con esta resolución judicial firme, queda avalada nuestra tesis por todo lo que incluye la tramitación de la Baixada del Molí" ha destacado Batalla.

Hay que recordar que la denuncia anónima que motivó la investigación de la Guardia Civil y la posterior querella de fiscalía incluye otras cuestiones "por las cuales todavía no hemos declarado, ya que la declaración del 26 de febrero de 2020 fue por la pieza separada de la Baixada del Molí", ha explicado el exalcalde.

Batalla ha sentenciado que están "a plena disposición de la justicia para abordar cualquier otra duda sobre la gestión municipal, tanto política como técnica," y ha añadido que "con plena tranquilidad de conciencia y ganas de demostrar la honorabilidad personal e institucional como exresponsables políticos de las principales instituciones de la ciudad".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat