La ANC y Òmnium han pedido este viernes donaciones para afrontar la fianza de 2,1 millones de euros dictada por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena contra los 14 procesados por malversación ―Carles Puigdemont y 13 consellers― en la causa sobre el proceso soberanista.

En un mensaje en la redes sociales, las dos entidades sobiranistas afirman que no reconocen el delito que se les imputa, pero piden que aun así hay que "ayudar" a pagarla a los afectados y recuerdan que solo tienen dos días para abonarla. "En caso de no hacerlo dentro del plazo establecido, el juez procederá a embargar la vivienda familiar de los encarcelados y exiliados. ¡Tenemos pocos días!", avisan.

Las dos entidades sobiranistas critican que con esta fianza lo único que quiere el Estado es "empeorar el sufrimiento de los presos y su entorno próximo" y lamentan que continúe lo que consideran como una injusticia contra el movimiento soberanista.

Las donaciones ciudadanas irán a parar a la Caja de Solidaridad, que crearon las dos entidades para afrontar las fianzas vinculadas con el proceso soberanista y ya han hecho varios pagos que han evitado la cárcel preventiva de varios investigados.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat