Dos meses después de entrar en la prisión, el comisario Villarejo ingresó medio millón de euros de dinero investigado por la Audiencia Nacional en el Grupo Avellanar, una compañía a la cual la Empresa Municipal de la Vivienda de Madrid vendió 34 pisos cuando gobernaba a Ana Botella (PP).

El presunto blanqueo de capitales del comisario se realizaba a través de compras e inversiones en negocios legales. Una de estas operaciones, según ha informado el diario a Público, la hizo con la empresa del Grupo Avellanar, propiedad de Julio Iranzo, uno de los fundadores de Alianza Popular. A través de esta compañía se adquirieron 34 pisos en la empresa municipal de Ana Botella, una compañía que está investigada por corrupción.

En concreto, la Empresa Municipal de la Vivienda de Madrid puso a la abanica 1.860 domicilios públicos que vendió de manera fraudulenta y, por eso, tiene una causa abierta al Audiencia provincial. Estas ventas se habrían hecho "sin aplicar los requisitos de procedimiento exigibles por la normativa que regulaba las compraventas" y, además, se habrían adquirido a un precio inferior del mínimo jurídicamente exigible. De hecho, los 34 domicilios no se habrían comprado al precio de la subasta.

Villarejo y el Grupo Avellanar

Villarejo invertía en la compañía a través de cuentas en participación, un sistema frecuente de blanqueamiento de capitales. Una de estas operaciones fue la inversión en una promoción inmobiliaria de 122 apartamentos en Estepona. Este tipo de contratos se pueden realizar de manera privada, hecho que hace que se pueda esconder a terceros la identidad de los inversos y que la responsabilidades queden en manos de los gestores.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat